Bacalao al horno con patatas y bechamel de calabacín

Una receta que te sorprenderá por su sabor y textura. La combinación de ingredientes esta riquísima. Las patatas tiernas, el bacalao jugoso y todo ello mezclado con una salsa bechamel con sabor a calabacín junto a su textura melosa, hace que este plato sea realmente especial. Además, con bacalao queda delicioso pero con otro tipo de pescado también quedará igual de rico.
Ingredientes
  • 400 gr. lomo de bacalao desalado (libre de espinas y en su punto de sal) 
  • 2-3 patatas 
  • 1 calabacín (calabacita, zapallito, zucchini, zapallo italiano) 
  • 1 cebolla 
  • 2 ajos 
  • unas ramitas de perejil 
  • 400 ml. (13/4 tazas) leche 
  • 40 gr. (4 cucharadas) harina de trigo común o de todo uso 
  • 1/2 cucharadita nuez moscada rallada o en polvo 
  • pimienta recién molida 
  • sal 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • 1 yema de huevo 
  • piñones tostados (cantidad al gusto)
Elaboración
1.- Pelamos y lavamos las patatas, seguido las cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor y las dejamos en la bandeja de horno que vamos a utilizar para hacer la receta, partimos por la mitad la cebolla y cortamos en juliana una mitad y la otra mitad la reservamos, pelamos un ajo y lo cortamos en rodajas finas.

2.- Ponemos la media cebolla cortada en juliana y el ajo cortado junto a las patatas, ponemos sal y pimienta molida al gusto y una cucharada de aceite de oliva virgen extra, mezclamos bien con las manos y cubrimos la bandeja con papel de aluminio.

Horneamos con el horno precalentado a 200ºC (390ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos 30 minutos.

3.- Mientras tanto hacemos la bechamel; Cortamos la media cebolla que tenemos reservada y el ajo que nos queda en trozos muy menudos, lavamos y despuntamos el calabacín y lo pelamos parcialmente, seguido lo cortamos en trocitos, ponemos una sartén amplia al fuego.

Cuando esté caliente sin nada agregamos los piñones y sin parar de remover los tostamos un poquito, después los retiramos de la sartén y los reservamos.

4.- En la misma sartén ponemos un par de cucharadas de aceite, cuando este caliente añadimos la cebolla y el ajo picado y una pizca de sal, pochamos durante unos minutos, seguido añadimos el calabacín troceado y lo cocinamos todo junto durante unos 15 minutos más a temperatura media alta o hasta que el calabacín este cocinado y blandito, seguido añadimos la harina, mezclamos bien y cocinamos durante un par de minutos.

5.- Cuando la harina ya esté bien cocinada añadimos la mitad de leche y mezclamos, añadimos el resto de la leche y condimentamos con nuez moscada rallada, pimienta molida y sal al gusto, mezclamos hasta que no queden grumos y cocinamos a temperatura media sin parar de remover hasta que la salsa hierva y espese.

Cuando ya está hirviendo la cocinamos durante un minuto y seguido apagamos el fuego, batimos ligeramente la yema de huevo y la añadimos a la salsa.

6.- Una vez añadida la yema removemos rápidamente para que se integre, probamos de sabor y rectificamos de sal si es necesario, podemos dejar la salsa con los trozos de calabacín o podemos triturarla con una túrmix, en mi caso yo la trituro directamente en la sartén sin apoyar la túrmix en el fondo de la misma para no rayarla y ya la tenemos lista.

7.- Cuando las patatas se han horneado los 30 minutos retiramos la bandeja del horno y le quitamos el papel de aluminio y volvemos a llevar la bandeja al horno, con el horno precalentado a 200ºC (390ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos 5 minutos más.

8.- Mientas tanto secamos con servilletas de papel el bacalao y lo cortamos en las raciones que queramos, retiramos la bandeja con las patatas del horno cuando hayan pasado los 5 minutos más de horneado y ya montamos la bandeja.

Repartimos por encima de las patatas una capa de bechamel.

9.- Encima ponemos el bacalao con la piel hacia abajo, ponemos salsa sobre el bacalao sin cubrirlo por completo dejando los extremos que se vea el bacalao y seguido repartimos por encima los piñones tostados.

Hecho esto llevamos de nuevo la bandeja al horno y con el horno caliente a 200ºC (390ºF) con calor arriba y abajo; Horneamos de 8 a 12 minutos. (Dependiendo del grosor del pescado).

10.- Mientras se hornea el bacalao picamos menudo el perejil y lo reservamos, una vez horneado retiramos la bandeja del horno (comprobamos el punto de cocción del bacalao separando con un cuchillo la carne si esta hasta el fondo de color blanco brillante esta cocido, (si aún lo vemos de color grisáceo lo horneamos unos minutos más).

Cuando ya esté listo repartimos por encima el perejil picado y listo para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!

Ir a la receta original: