Bacalao a la portuguesa

Este delicioso plato de bacalao a la portuguesa es una receta típica del país vecino, Portugal, más preciso de la zona nórdica. Es muy fácil de preparar y en poco tiempo. En realidad es un plato muy sencillo pero a la vez exquisito.
Ingredientes

Ingredientes para 2 raciones: 

  • 300 gr. lomo de bacalao al punto de sal 
  • media cebolla o una entera 
  • un trozo pimiento rojo 
  • un trozo pimiento amarillo o verde 
  • 2 dientes de ajo 
  • 2 patatas 
  • aceite para freír 
  • una cucharadita de pimentón dulce 
  • sal
  • pimienta molida 
  • 100 ml. vino blanco
Elaboración
Se van a cortar en juliana la cebolla, el pimiento rojo y amarillo o verde, según el gusto de cada uno. Las patatas se lavan, se pelan y se vuelven a lavar. Luego se cortan en rodajas de medio centímetro de grosor más o menos. El ajo se pela y se corta en láminas finitas.

En una sartén se añade abundante aceite y se pone al fuego. Cuando está bien caliente se añaden las patatas. Se van a freír a fuego moderado pero no se van a terminar de freír. Se tienen que quedar un poco crudas porque luego se van a terminar de cocinar en el horno.

Luego se sacan y se reservan en un plato. Se va a reducir del aceite de la sartén y en la misma se añade la cebolla y el pimiento. Se añade un poco de sal y se van a pochar a fuego medio hasta que la cebolla se pone transparente.

En el ultimo minuto se añade el ajo troceado también. Cuando las verduras están pochadas se añade una cucharadita de pimentón dulce, se remueve para que no se queme y luego se echa el vino blanco. Se deja a cocer hasta que reduzca el alcohol del vino, unos 3-4 minutos.

Se rectifica de sal y se añade un poco de pimienta molida. Cuando el vino haya reducido se apaga el fuego y se apartan las verduras. En otra sartén se echa un poco de aceite y se pone al fuego. Cuando está caliente se añaden los trozos de bacalao al punto de sal, bien escurrido y seco.

Se coloca en la sartén con la piel hacia abajo. Se va a cocinar muy poco, unos 2 minutos por cada lado. Se les da la vuelta con mucho cuidado para no romperlo. Una vez que está marcado por ambas partes se apaga el fuego. En una fuente apta para el horno se colocan las patatas que, sobre ellas se colocan los trozos de bacalao y al final por encima se pone el sofrito que se hizo antes.

Se cubre tanto el bacalao como las patatas también. Se pone al horno precalentado a 200ºC o 392ºF para unos 10-15 minutos. Luego se va a sacar y se va a servir bien calentito. Cómo os decía al principio es un plato sencillo pero a la vez exquisito, con un sabor incorregible.

Espero que os guste y que lo preparéis vosotros también. ¡Buen provecho!