Bacalao a la Riojana, receta fácil

El bacalao y especialmente esta receta nos gusta muchísimo ya que queda muy jugoso y es muy rápido de hacer con los pimientos asados con antelación y el tomate ya frito.
Ingredientes
Bacalao fresco o desalado
2 Cebollas moradas picadas muy menudas
2 Pimientos rojos asados
1 Hoja de Laurel
2 Dientes de ajos picados muy menudo
550 g (2 Tazas) Tomate frito casero
60 ml (1/4 Taza) Vino blanco
Aceite de oliva
Al gusto Sal
1 Cucharadita de Pimentón dulce (Paprika)
Harina de trigo; La que necesitemos para rebozar
Elaboración
Secamos bien el bacalao con papel de cocina y pasamos por harina; En una sartén al fuego con abundante aceite y cuando este caliente freímos el bacalao solo hasta dorarlo, después lo retiramos a un plato y reservamos.
Ponemos al fuego una sartén con un poquito de aceite del que hemos usado para freír el bacalao, cuando este caliente ponemos el ajo picado y sofreímos un poco, incorporamos la cebolla troceada con un poquito de sal y pochamos unos 7 a 10 minutos hasta que este blandita. Mientras se pocha la cebolla a los pimientos asados le retiramos la piel y semillas, los cortamos a tiras y reservamos.
Cuando la cebolla ya esté pochada incorporamos el vino y cocemos unos minutos, cuando se evapore el alcohol añadimos el tomate frito, el laurel y 1 cucharadita de pimentón dulce (paprika), removemos bien y cocemos unos 15 minutos removiendo a menudo.
Cuando el sofrito esta hecho incorporamos a la sartén los pimientos asados y el jugo que hayan soltado, removemos con cuidado y cocinamos 5 minutos. (Rectificamos de sal y azúcar si notamos que está un poco acido).
Incorporamos la mitad aproximadamente de la salsa en una cazuela de barro y repartimos muy bien por la base; Ponemos los trozos de bacalao ordenadamente con la piel hacia abajo, ponemos el resto de salsa por encima del bacalao y horneamos.
Horno precalentado a 180ºC (350ºF), calor arriba y abajo, la parrilla en la parte baja del horno y horneamos de 15 a 18 minutos a la misma temperatura. Una vez horneado solo nos queda emplatar y disfrutar. ¡Probadlo os va a encantar!