Bacalao en salsa vizcaína

Una receta tradicional y deliciosa, solo se necesita un poco de tiempo para tener en nuestra mesa un plato estupendo con el que disfrutaremos toda la familia.
Ingredientes
Ingredientes para 4 personas:

4 Trozos de bacalao desalado de buen tamaño
5 Cebollas rojas
3 Cebollas blancas
1 Puerro
6 Dientes de ajos
Aceite de oliva virgen extra
Al Gusto sal
5 Rebanadas de pan
500 ml Caldo de pescado
8 Pimientos choriceros

Elaboración
Troceamos y lavamos muy bien el bacalao. Lo desalamos durante 24 a 48 horas (según el grosor del bacalao) en abundante agua, cambiándola cada 8 horas y conservándolo en la nevera. Una vez desalados, los dejamos escurrir muy bien sobre una rejilla.

Ponemos a hidratar los pimientos choriceros. Para ello, les retiramos las semillas, los lavamos muy bien y los ponemos en remojo en agua tibia durante unas 3-4 horas. Después los escurrimos bien, los abrimos por la mitad y con un cuchillo les retiramos toda la pulpa. Reservamos.

Pelamos y cortamos las cebollas en juliana. Limpiamos el puerro y lo picamos menudo. Pelamos los dientes de ajo y los dejamos enteros.

Ponemos 4- 5 cucharadas de aceite en una olla y cuando esté caliente, añadimos las rebanadas de pan y las freímos hasta que estén doradas. Las retiramos del aceite, dejándolas sobre papel absorbente.

En la misma olla y con el aceite que quede, freímos los ajos hasta que estén ligeramente dorados. Añadimos el bacalao y freímos junto a los ajos durante un par de minutos, solo para sellarlo. Retiramos el bacalao de la olla y reservamos.

Añadimos a la olla la cebolla y el puerro y ponemos un poquito de sal. Removemos muy bien y cocinamos durante unos 30 minutos a fuego medio bajo (hasta que esté muy bien pochado). Después añadimos el pimiento choricero y cocinamos unos 5 minutos más, removiendo muy bien. Añadimos el pan frito troceado y mezclamos, cubrimos con caldo y dejamos cocer durante 15-20 minutos a fuego medio. Rectificamos de sal al gusto y trituramos muy bien con un pasapurés o con la túrmix o licuadora. Volvemos a poner la salsa en una cazuela a fuego medio y añadimos los trozos de bacalao, cubrimos con la salsa vizcaína y cocinamos el bacalao durante 10-12 minutos, según el grosor del bacalao (podemos abrir un poquito en la parte más gruesa de uno de los trozos de bacalao y si vemos que está hecho por el centro, ya lo tendremos listo).

Ya tendremos listo nuestro bacalao en salsa vizcaína para servir. ¡¡Probadlo os va a encantar!!