Falsa vieira

Falsa vieira
Un plato, con el que por muy poco dinero, impresionaremos a nuestra familia y amigos.
Ingredientes

INGREDIENTES:

Cuatro o cinco filetes de merluza sin piel (depende del tamaño) ,
puede ser cualquier otro tipo de pescado blanco, el que más os apetezca, y por
supuesto también congelado, en mí caso lo es. 

Una cebolla hermosa. 

Seis o siete palitos de cangrejo (surimi)

Un diente de ajo, ramillete de perejil.

Un pimiento rojo ( si es grande , nos bastara medio)

Medio vaso de vino blanco, cerveza o podemos aprovechar si tenemos
restos de champán.

Aceite de oliva , sal y pimienta blanca ( si no os gusta la
podemos suprimir)

Para la bechamel:

Una cucharada sopera colmada de harina

Tres cucharadas de aceite de oliva suave. 

Leche ( aproximadamente medio litro) tiene que quedar una salsa
muy ligera, ya que si no en el horno se nos quedaría mazacote. 

Si no tenemos conchas de vieiras para presentar, los pondremos en
cazuelitas de barro
individuales. 

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar cortar el pescado y los
palitos en trocitos pequeños y  reservamos. 

En una sartén echamos un chorrito de aceite y cuando esté caliente
añadimos la cebolla (que tenemos cortada en trozos muy pequeños) , añadimos un
poco de sal para que sude, cuando este blandita le echamos el pimiento también
en trozos pequeños , dejamos hasta que este bien sofrito. 

Añadimos el pescado con los palitos que habíamos reservado, y
 la pimienta blanca, le damos unas vueltas .

Machacamos el ajo con el perejil,  le añadimos el vino blanco
y se lo echamos , dejamos hasta que se evapore el alcohol, se nos hará
enseguida ya que el pescado está cortado pequeño, probamos de sal y si es
necesario añadimos rectificamos (le habíamos echado a la cebolla). 

Retiramos del fuego y con una cuchara llenamos las conchas o las
cazuelitas  (dejando espacio para la crema) .

.

Ahora hacemos la crema: 

Ponemos el aceite en el fuego (podemos hacerla con mantequilla,
pero el aceite es más sano) y cuando esté un poco caliente (no en exceso)
añadimos la harina y dejamos que se haga un poquito , ya que sino tendrá un
sabor a crudo que no es agradable. 

Vamos añadiendo la leche poco a poco removiendo sin parar hasta
que echemos toda, si la espesamos poco a poco no nos saldrán grumos. 

Tiene que quedar una crema muy ligera. 

 

Repartimos en la conchas, y llevamos a horno con el grill hasta
que la bechamel empieza a coger colorcillo. 

No me gusta poner queso, pero si os gusta adelante. Se puede
variar el pescado, añadir marisco, mejillonees... en la variedad está el
gusto. 





























Si se le añaden unos hilillos de azafrán están de muerte.