Lamprea a la bordalesa

Lamprea a la bordalesa
Estamos ante uno de los pescados azules considerados más exquisitos y de un sabor peculiar. Al comerlo no parece que sea pescado pero tampoco carne. Este pescado es de los que te encanta o de los que odias. Así es la lamprea a la bordalesa. El pez lamprea es una especie primitiva que tiene dos agujeros en la cabeza. No tiene espinas, sino cartílago. Su precio no es barato. La preparación y limpieza de este pescado azul lleva trabajo y tiempo. Debes limpiar bien el animal, de lo contrario el sabor no será agradable. Vamos a ver como preparar este peculiar pescado típico de un municipio de España llamado Arbo.
Ingredientes
  • 1 lamprea grande 
  • 2 cebollas medianas 
  • 2 puerros medianos 
  • 4 dientes de ajo 
  • un trozo de pan 
  • 10 gr. de pimienta negra 
  • 2 clavos 
  • 1 cucharadita de canela 
  • vino albariño 
  • 1 manojo de perejil fresco 
  • aceite de oliva virgen extra 
  • sal
Elaboración
Limpiar, desangrar, y quitar las vísceras de la lamprea. La sangre la debes introducir dentro de la cazuela donde vas a cocinarla. Pon aparte el hígado una vez que lo tengas limpio. Pica la cebolla, el ajo, y el puerro en trocitos finos.

Pon las lampreas en la cazuela y échale por encima las verduras. También, pica perejil en trocitos finos y lo echas por encima. Maja los granos de pimienta y los dos clavos en el mortero y los añades a la cazuela. Vierte vino blanco y aceite hasta que quede todo cubierto. Una pizca de sal.

Se deja macerar por una hora. Fríe el hígado junto con un trozo de pan. Una vez frito lo majas en el mortero has conseguir una pasta. Pasada la hora de maceración enciende por la cazuela a fuego medio por 30-40 minutos. Cuando lleves 20 minutos de cocción, añade el majado del hígado a la cazuela y un chorrito más de vino.

Acompaña la lamprea con arroz blanco y pan frito.