Lubinas rellenas de champiñones al horno.

Lubinas rellenas de champiñones al horno.
Una receta ideal para una lubina, dorada, merluza, cualquiera de estos pescados es ideal para esta receta.

Ingredientes

Tres lubinas de ración, una por persona. Pediremos que nos quiten la espina central pero  dejándolas como un libro para poder rellenarlas.

Un cuarto de kilo de champiñones.Una cebolla grande muy picada.Un diente de ajo.Dos ajos tiernos si es temporada.Un vaso de vino blanco.Cuatro cucharadas de aceite de oliva.Tres tomates medianos.Una patata mediana por persona.Perejil picado.El zumo de un limón.Dos cucharadas de pan rallado.Sal y pimienta.ELABORACIÓN:Primer paso: Lavar los tomates y partirlos por la mitad.Picar a mano o en picadora como es mi caso ( yo uso una antigua de moler café) el pan rallado, medio ajo, unas hojas de perejil, sal y pimienta.Echar encima del  los tomates esta mezcla y disponerlos a un lado en la bandeja del horno.Segundo paso:Picamos la cebolla junto con los champiñones, el perejil, los ajitos tiernos y freímos en la sartén con un poco de sal y pimienta.Abrimos las lubinas y rellenamos con el sofrito.Cortamos unos trozos de hilo de bridar la comida y atamos la lubina por dos o tres partes con cuidado y con un simple nudo.Las disponemos en la placa del horno al lado de los tomates.Le echamos por encima del pescado el zumo de un limón y salpimentar por encima.Cubrimos el pescado y los tomates con un papel parafinado, el de los bizcochos, mojado en agua y puesto por encima.Como ya he explicado en otras ocasiones este papel al mojarlo se queda muy maleable, pero con el calor del horno hace de tapadera, no dejando que se quemen los alimentos y haciendo de horno de vapor para los que no lo tenemos. El alimento que hagamos de esta manera queda con su jugo y perfecto.Lo tendremos unos 20 minutos, pero el tiempo depende del tamaño que tengan.Con estos 20 minutos el pescado no queda terminado, se acaba con el siguiente paso.Tercer paso:Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no muy finas.Las freímos en aceite hasta que queden casi hechas, sacamos y escurrimos.Cuando el pescado este casi hecho en la misma sartén que hemos sofreído la cebolla y champiñones, freímos un ajo grande en láminas con tres cucharadas de aceite de oliva.Una vez dorados, sacamos el pescado del horno y le echamos por encima el sofrito con el aceite y el ajo.En la misma sartén vertemos el vino blanco, dejamos calentar para que desglase los sabores de los otros sofritos y vertemos también por encima del pescado.Distribuimos por  la placa del horno las patatas, tapamos otra vez con el papel sulfurizado que teníamos aparte y dejamos otros diez minutos que se acabe.