Parmentier con pulpo a la brasa

Parmentier con pulpo a la brasa
Llamamos Parmentier a elaboraciones que incluyen crema o puré de patata cocida. El término debe su nombre a Antoine-Augustin Parmentier (1737-1813), reconocido farmacéutico, agrónomo, nutricionista e incluso nombrado Inspector General del Servicio de Salud en la época napoleónica que introdujo el consumo de la patata en Francia y la promocionó en Europa. Esta es una forma de darle una vuelta al pulpo a la gallega con patatas.
Ingredientes
  • 800 gr. de patatas 
  • 4 patas de pulpo cocidas 
  • 80 gr. de mantequilla 
  • 200 ml. de nata 
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada 
  • pimentón picante, dulce o mezclado (depende del gusto)
  • AOVE
Elaboración
Cocemos las patatas con piel para que no pierdan almidón, por lo cual hay que lavarlas muy bien antes. Se deben cocer bien, para que se haga bien el puré, así que una vez que el agua rompa a hervir las dejaremos 30´. Mientras pesamos y medimos la mantequilla, la troceamos y la dejamos a temperatura ambiente en el bol en el que vamos a hacer el puré.

Procuramos tener la nata a temperatura ambiente también. Retiramos las patatas y las atemperamos lo justo para no quemarnos al pelarlas, pues como mejor se pelan es a mano. Las vamos echando encima de la mantequilla que se irá derritiendo con el calor de las patatas.

Hacemos el puré con un esmagador de patatas manual, así quedan más consistentes, sal pimentamos y rayamos un poco de nuez moscada, cuando estén bien esmagadas y mescladas con la mantequilla, vamos añadiendo la nata hasta que esté todo homogéneo.

Reservarla de forma que no se enfríe. Las patas de pulpo las podéis comprar ya precocidas, daos cuenta que los pulpos se recolectan en verano, por lo cual cualquier pulpo que os vendan ahora como fresco será un pulpo descongelado, así que podéis usar sin problema las que vienen precocidas, eso sí, de buena calidad.

Se colocan sobre una parrilla o una sartén antiadherente caliente y se doran vuelta y vuelta, 2´por cada lado. En un plato de coloca la base de puré, se le da unos cortes a la pata para facilitar su ingesta, se le echan un chorrito por encima de aceite de oliva virgen extra, unas escamas de sal marina y se espolvorea todo con pimentón, del tipo que queráis. A nosotros nos gusta picante.