Pastel frío de marisco

Un pastel ideal en verano, Navidad o un día de fiesta. Primer plato o entrante, incluso aperitivo, también para disfrutar cualquier día con la familia o amigos.
Ingredientes

Ingredientes del primer relleno:

  • pan de molde sin corteza 
  • 200 gr. gambas cocidas y peladas 
  • 100 gr. palitos de cangrejo o Surimi rallado o picadito menudo 
  • 200 gr. mayonesa o mahonesa de buena calidad 
  • 50 gr. aceitunas rellenas de anchoa 
  • 25 gr. pepinillos en vinagre 
  • 1 cucharada mostaza dulce 
  • 50 gr. cebolla tierna muy picada 
  • 2 huevos cocidos 
  • pimienta blanca molida 
  • sal al gusto

Ingredientes del segundo relleno:

  • tomate natural 
  • lechuga 
  • fiambre de cangrejo o de marisco 
  • salsa Kétchup 
  • mayonesa 
  • pimienta blanca molida

Ingredientes de la decoración:

  • tomates Cherry 
  • lechuga 
  • cebollino 
  • aceitunas negras sin hueso 
  • mayonesa o mahonesa
Elaboración
Preparación del pastel:
Picamos menudo la cebolla, los pepinillos, las aceitunas y los huevos. Ponemos todos los ingredientes bien picados en un recipiente amplio, añadimos las gambas y el Surimi, le añadimos la mayonesa, la mostaza y una pizca de pimienta molida. Mezclamos bien y reservamos en la nevera cubierto con papel film.

Picamos la lechuga y el tomate pelado y sin semillas y lo reservamos en un plato. En un recipiente amplio ponemos la mayonesa, la salsa Kétchup y una pizca de pimienta. Mezclamos bien y así tendremos una salsa rosa. Reservamos.

En un molde rectangular ponemos una rebanada de pan de molde sin corteza en el fondo y le repartimos la mitad de la ensalada de marisco. Extendemos muy bien y cubrimos con otra rebanada de pan de molde presionando un poquito.

Sobre la rebanada de pan ponemos una capa de salsa rosa y la extendemos muy bien. Repartimos la lechuga cortada hasta cubrir esa capa y sobre la lechuga repartimos el tomate troceado. Sobre éste vertemos un poco de salsa rosa que también la extenderemos bien.

Colocamos unas lonchas de fiambre de cangrejo o similar y cubrimos con otra rebanada de pan que presionaremos ligeramente. Repartimos sobre la última rebanada de pan el resto de ensalada de marisco y la extendemos bien. Cubrimos con otra rebanada de pan presionando ligeramente y cubrimos con papel film. Dejamos reposar en la nevera unas horas.

Preparación de la decoración:
Trituramos unas aceitunas negras sin hueso con un poquito del jugo de las mismas aceitunas hasta que sean un puré fino. Cortamos los tomates Cherry por la mitad y a su vez, cada mitad la cortamos a lo largo sin llegar a partirla del todo.

Separamos un poquito para conseguir que se parezca al cuerpo de una mariquita y lo reservamos en un plato. Cortamos un trocito de aceituna negra y a su vez, a ese trocito le cortamos una pequeña base. Lo reservamos junto a los tomates Cherry.

Cortamos unas ramitas de cebollino en menudito y otras ramitas un poco más largas. Retiramos el pastel de la nevera y lo desmoldamos sobre la bandeja de servir. Colocamos un poco de lechuga picada en la base alrededor del pastel y cubrimos la parte de arriba con mayonesa.

Repartimos sobre la mayonesa el cebollino picado menudo, colocamos los tomates cherry a nuestro gusto y le ponemos la aceituna cortada de manera que sea la cabeza con la base cortada para abajo. Con unos palillos le colocamos pequeños montoncitos de puré de aceituna para hacerle los puntos negros característicos de las mariquitas y hacemos los ojitos con mayonesa ayudándonos de unos palillos también.

Hacemos unos pequeños cortes sobre el pan y pinchamos los trozos de cebollino más largos que habíamos cortado de manera que queden como plantitas verdes. Así tendremos una decoración simpática y deliciosa. Podemos pinchar unas brochetas por todo el pastel y cubrir con papel film para mantenerlo en la nevera hasta el momento de servir. Y listo para disfrutar.

¡Probarlo, os va a encantar!