Boquerones fritos al limón

Hoy elaboro una receta de boquerones fritos al limón. Los he abierto como es costumbre en muchas casas cuando se comen los boquerones al limón. A la hora de freír pescado, no hay otra cosa más sabrosa que el pescado frito. En esta receta de pescado vamos a hablar de boquerones al limón.
Ingredientes
  • 1 kg. boquerones 
  • harina para freír 
  • aceite de oliva 
  • 2 limones 
  • 3 dientes de ajo (picados) 
  • perejil (picado)
Elaboración
Preparación de los boquerones al limón:
Tanto en casa como en la playa, en vacaciones, los boquerones son unos de los pescaítos más aclamados por ser tan populares entre pequeños y grandes. Nuestro país, tiene un intenso litoral, y es uno de los platos más solicitados, por lo menos en esta parte del sur.

Picamos los ajos y el perejil. Se limpian los boquerones, quitándole las raspas, y a la vez, se abren. Se trata de boquerones abiertos como cuando se hacen los boquerones en vinagre; esta receta no lleva vinagre, obviamente, porque vamos a hacerlos abiertos y fritos. Boquerones al limón abiertos.

Una vez limpiados y abiertos, los boquerones se tienen en agua con sal, hora, u hora y media, para que se queden más blancos. Escurridos  del agua y de la sal, se echan a los boquerones el perejil el ajo y los limones; se tienen en maceración una media hora.

Después de la maceración, se preparan, para enharinarlos y freírlos en una sartén con el aceite a punto de hervir. Hay que tener cuidado con la sartén, porque pueden saltar chispas de aceite. Se van echando los boquerones, para tener un rico pescado frito. 

Disfruta de un rico plato de pescaíto frito. Cuéntamelo. Toda una "explosión en el paladar". Además es un pescado que engancha, porque no sólo puedes comer uno.  Al estar abierto, lo desrrapas o desespinas según la latitud donde te encuentres y de ese modo no te encuentras en el trance de que una raspa se te pueda colar en la garganta y te lleves un susto.

Es mucho mejor sin espinas, más fácil de comer, más gustoso y una ventaja para los niños.


Cómo prevenir el anisakis:
Lo cierto es que aunque los fritos y rebozados están dejando de ser saludables, para las personas más jóvenes y con moderación no ha de provocar rechazo. Eso sí, y lo vengo reiterando, aunque algunas pescaderías lo tienen congelado, no está de más que cuando llegues a casa lo vuelvas a congelar un par de días, para prevenir el anisakis.

Es un temor de muchas personas que están abandonando la costumbre de tomar este tipo de pescado frito por miedo a contraer la enfermedad. En las freidurías no te lo dicen, aunque se deduce que el proceso lo han realizado.