Pastelitos portugueses (Belem)

Una de las recetas más míticas de la repostería portuguesa son los pasteles de nata, que después de que el cocinero del monasterio Dos Jerónimos vendiera la receta a un empresario, adoptaron el nombre de pasteles de Belem. Por eso actualmente este mismo dulce tiene dos nombres y existe rivalidad entre las dos marcas, aun sabiendo que el creador es el monasterio. En la red existen cientos de versiones de los pasteles de Belem, y no me cuesta nada decir que el 98% están equivocadas, ya que hacen una crema pastelera y rellenan el hojaldre, por lo que el resultado no se parece al real ni por aspecto ni por sabor. Pero te aseguro que conmigo vas a aprender cómo preparar esta maravilla, tal y como hacen las pastelerías en Portugal, eso si, por respeto a la fuente hemos puesto la mitad de yemas que ellos usan.
Ingredientes
Ingredientes en tazas:

4 yemas de huevo
1/2 taza azúcar
2 tazas de crema de leche (nata)
1/3 de taza de maizena
1 trozo de rama de canela
Piel de 1 limón
4 yemas de huevos camperos
2 láminas Hojaldre
Elaboración
En mi canal de youtube dispones de la video receta paso a paso de masa de hojaldre, pero si lo prefieres, puedes comprar 2 laminas de hojaldre rectangular.
Creamos el relleno como se indica en el video:

Ponemos en un cazo la piel de un limón, un trozo de rama de canela y la nata (reservamos un poco) a fuego suave. Añadimos el azúcar y removemos.

En un bol rompemos las yemas, les añadimos la nata reservada y mezclamos. Añadimos el almidón y volvemos a mezclar con las varillas hasta que no queden grumos.

Retiramos el cazo con la nata aromatizada del fuego. Sacamos la canela y la piel de limón. Añadimos la mezcla de yemas con nata y removemos bien. Reservamos la crema (tiene que estar líquida, no espesa).

Recortamos los hojaldres en círculos con ayuda de un vaso. Cubrimos los moldes de las tartaletas con los círculos de hojaldre y rellenamos con la crema líquida sin llegar hasta el borde.
Horneamos con el horno precalentado a 210ºC entre 25 y 28 minutos, con calor arriba y abajo o con ventilador a ser posible.