Bizcocho de naranjas sanguinas.

Descripción
Si los bizcochos con naranjas o mandarinas están buenísimos, no te puedes ni imaginar lo sabroso que está este con naranjas sanguinas, ha sido todo un descubrimiento que ya se queda entre mis bizcochos preferidos!!
Ingredientes
Para el bizcocho:
Ralladura de 2 naranjas sanguinas.
100ml. de zumo de naranja sanguina.
190g.de harina.
190g. de azúcar.
190g. de mantequilla.
3 huevos.
1 yogur natural.
1 cucharadita de levadura.
1 cuchadadita de esencia de vainilla.
Una pizca de sal.
Para el glaseado:
El zumo de 1 naranja sanguina.
150 gramos de azúcar glass.
Elaboración
El bizcocho:
Precalienta el horno a 170º.
Derrite un poco la mantequilla en el microondas.
Pon en un bol la mantequilla con el azúcar y bate durante unos 5 minutos, hasta que la mezcla aumente de tamaño. (mejor si lo haces con batidora eléctrica)
Añade la ralladura de la naranja sanguina y la cucharadita de esencia de vainilla, sigue batiendo un minuto más.
Empieza a echar los huevos de uno en uno y sigue batiendo, hasta que no se haya mezclado el primero en la masa no añadas el siguiente.
Añade la harina tamizada, junto con la levadura y la pizca de sal, ahora mezcla con una espátula poco a poco.
Ahora añade el zumo de naranja y mezcla bien.
Añade el yogur y mezcla con la espátula hasta que se integre todo bien.
Vierte la masa en el molde y hornea durante unos 45 minutos, más o menos, ya sabes que cada horno es un mundo.
Comprueba que ya está hecho pinchando con un palillo en la masa y cuando salga seco ya está. No habras el horno durante la primera media hora porque se bajaría el bizcocho.
Cuando el bizcocho esté cocido, apaga el horno y dejan dentro el bizcocho con la puerta entreabierta unos 10 minutos.
Saca el bizcocho del horno y deja que se enfríe dentro del molde.
Cuando esté frío desmolda el bizcocho sobre una rejilla para luego echar por encima el glaseado.
El glaseado:
Tamiza el azúcar glass en un bol y añade poco a poco la cantidad de zumo que veas que hace falta para que te quede con una textura parecida a la del yogur.
Remueve bien hasta que se haya disuelto todo el azúcar, añadiendo el zumo poco a poco, no lo pongas todo por si no te hace falta.
Echa el glaseado por encima del bizcocho y deja que se vaya extendiendo por toda la superficie.
Empieza a echarlo por los bordes y luego rellena el centro.
Deja que se enfríe y adorna con lo que prefieras.
Para adornarlo he caramelizado una naranja sanguina y la he puesto por encima.
Deja que se seque bien el glaseado antes de servirlo.
Tags relacionados: