Alfajores de Maizena (deliciosos)

Los alfajores son un postre típico de los países de Latino América, pero los más conocidos son los de Argentina y Perú. Aunque hoy en día se preparan en muchos países. Los alfajores de Maizena rellenos de dulce de leche son una delicia y realmente se deshacen en la boca. Están tan tiernos y aromatizados que no puedes dejar de comerlos. Y lo importante es que no es una receta difícil, al contrario. Yo tenía tanta ilusión de preparar estos alfajores que ni me di cuenta cuando los terminé de hacer. Así que si tú también tienes curiosidad de probar este dulce tan rico, sigue esta receta paso a paso y vas a obtener unos alfajores espectaculares.
Ingredientes

Para la masa: 

  • 180 gr. mantequilla (manteca) 
  • 170 gr. azúcar glas (impalpable) 
  • 3 huevos 
  • 5 ml. esencia de vainilla 
  • ralladura de un limón mediano 
  • 400 gr. Maizena 
  • 130 gr. harina de trigo de repostería 
  • 10 gr. polvo para hornear 

Para el relleno:

  • 400-450 gr. dulce de leche o crema de chocolate 
  • coco rallado
Elaboración
Muy importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente. La mantequilla tiene que estar a punto de pomada. Se echa en un bol grande junto con el azúcar glas. Se van a remover un poco con una espátula para que el azúcar se incorpore un poco y luego se van a batir con las varillas eléctricas hasta que se convierten en una mezcla cremosa.

A continuación se añaden la esencia de vainilla y la ralladura del limón. Se bate un poco mas para incorporar las dos aromas. Luego se van a añadir los huevos, pero de uno en uno. Cuando se echa el primero se va batiendo hasta que esté incorporado, luego se añade el siguiente y se va incorporando y así con el tercero también.

Ahora es el momento de tamizar sobre la mezcla, en el bol, la harina de trigo, el polvo para hornear y la maicena. Luego se van a incorporar despacio con la ayuda de una espátula. Cuando ya no se puede mezclar con la espátula se aparta y se continua mezclando o amasando mejor dicho, con la mano hasta que la harina está completamente incorporada.

Se tiene que obtener una masa blanda y un poco pegajosa. Se va a repartir en dos partes iguales y se va a colocar cada una sobre film de cocina, luego se envuelve la masa y se aplasta para dejarla con menos grosor para que cuando se lleva al frigorífico se enfríe más rápido. Se hace lo mismo con la segunda parte.

Se dejan en el frigorífico unos 40 minutos para que la masa endurezca y se pueda trabajar. Luego se saca sobre la mesa de trabajo enharinada y se va estirando con un rodillo dejándola con un grosor de 0,3 cm aproximadamente.

Luego con la ayuda de un cortador redondo de galletas se va cortando la masa. Yo he utilizado uno de 3 cm de diámetro. Una vez que se están cortando se colocan en una bandeja apta para el horno forrada con papel vegetal. Es aconsejable que pongáis la bandeja al frigorífico para que la masa se enfrié de nuevo. Unos 10 minutos.

Luego se va a llevar la bandeja con las tapitas para alfajores al horno precalentado a 180ºC o 356ºF para 13 minutos. Se notan si están hechas mirando la base primero y si se están un poco doradas ya es el momento de sacarlas, ya que por la parte de arriba se tienen que quedar blanquitas.

Se colocan sobre una rejilla para que enfríen por completo. Y se sigue horneando las demás tapas de alfajores restantes. A mi en total me han resultado 85 unidades. Una vez que ya están frias las tapas se empieza a formar los alfajores.

Se pueden rellenar poniendo el dulce de leche en una manga pastelera con una boquilla redonda y rellenar. Si no las tenéis se pueden rellenar con una cucharadita pequeña. Primero se echa crema en la primera tapa, luego se pone la segunda tapa y se presiona ligeramente para que salga un poco el dulce de leche por los bordes.

A continuación se pasan los bordes de los alfajores por coco rallado y luego se colocan en el plato donde se van a servir. En el caso que no os gusta el relleno de dulce de leche podéis sustituirlo por una crema de chocolate. Yo he rellenado algunos con crema de chocolate y avellanas y os aseguro que están igual de ricos.

La textura tan tierna y el sabor del relleno es un encanto para el paladar. Espero que os guste la receta de alfajores de maicena y que la preparéis vosotros también.