Bizcochitos con chocolate y coco

Los bizcochitos con chocolate y coco están muy ricos y son fáciles de preparar. A mi familia la tengo enamorada con este pastel. Se preparan en muy poco tiempo y una vez terminados desaparecen igual de rápido. Así que vamos a empezar con la receta. Tiempo: 90 minutos ------ Dificultad: baja ------ Porciones: 48 dimensiones ------ Fuente para el bizcocho: 42/30cm aproximadamente.
Ingredientes

Ingredientes para el bizcocho: 

  • 6 huevos calibre L 
  • 50 gr. de mantequilla 
  • 150 gr. de azúcar 
  • 200 gr. de harina de repostería 
  • 2 sobres de gasificante 
  • ralladura de medio limón 
  • 5 ml. de aroma de vainilla 

Ingredientes para el glaseo de chocolate: 

  • 50 gr. mantequilla 
  • 20 gr. de azúcar moreno de caña integral 
  • 250 ml. de leche 
  • 5 ml. esencia de ron o 10 ml. ron 
  • 200 gr. de chocolate negro 
  • 200 gr. coco rallado
Elaboración
Primero se enciende el horno a 180ºC con calor arriba y abajo para que se caliente mientras que se prepara el bizcocho.

Los huevos se rompen en un bol separando la clara de la yema. En el recipiente de la amasadora se echan las claras y se van montando a punto de nieve. A continuación se echa el azúcar poco a poco sin parar de batir, después las yemas, el gasificante, el aroma de vainilla, la piel de limón y la mantequilla (que esté blandita) se sigue batiendo un par de minutos más a velocidad máxima.

Una vez que la mezcla es homogénea se para el robot y se echa poco a poco la harina, mezclando con movimientos envolventes hasta que se incorpora toda la cantidad.

Terminado este paso, se coge una hoja de papel vegetal y se forra la fuente. Se echa la mezcla y con la paleta se va nivelando hasta que se queda uniforme.

Se introduce la fuente en el horno durante 15 minutos aproximadamente, dependiendo del horno. Una vez que el bizcocho está listo, se deja a enfriar y se sigue con el glaseo de chocolate.

Se calienta la leche hasta que llega al punto de ebullición. Se retira del fuego y se añade el azúcar, la mantequilla y el chocolate mezclando continuamente hasta que se derriten. El resultado tiene que ser una mezcla fluida.

Se corta el bizcocho con un cuchillo de sierra en trocitos de 4x4 cm aproximadamente. Con un tenedor se pincha el trozo de bizcocho en el medio y se funde en el glaseo de chocolate, luego se escurre y se pasa por el coco rallado y listo. Se colocan sobre una fuente.

El resultado: unos bizcochitos esponjosos, jugosos y con un aroma que enamora. Espero que os guste y que los preparéis vosotros también.