Bizcochitos de yogur decorados

A los pequeños de la casa les encantara y nosotros les estaremos dando un bizcocho casero y nutritivo, además será muy divertido decorarlos con los niños, pero si no tenemos estos moldes se pueden preparar en capacillo de magdalenas y decorarlas también.
Ingredientes
3 Huevos de tamaño mediano
1 Yogur natural (El recipiente lo empleamos como 1 medida 135 ml)
1 Medida Aceite de girasol o neutro
2 Medidas de azúcar
3 Medidas de harina de todo uso o de repostería
15 g Levadura química o polvo de hornear (1 sobre de levadura Royal)
1 Cucharadita de esencia o extracto de vainilla
Moldes adecuados, bien individuales o en un molde grande
Elaboración
El horno lo precalentamos a 180 grados con calor arriba y abajo.

Separamos las claras de las yemas. Las claras las batiremos a punto de nieve con una pizca de sal.

Las yemas las batiremos un poquito, le añadimos el aceite y el azúcar y mezclamos muy bien hasta integrar. Añadimos el yogur, también lo mezclamos muy bien. Tamizamos la harina junto a la levadura y la añadimos a la mezcla anterior. Una vez esté la harina bien incorporada, añadimos el extracto o esencia de vainilla, mezclándola un poco con la masa. Añadimos poco a poco las claras a punto de nieve y las incorporamos con movimientos envolventes y suavemente. Rellenamos nuestros moldes (también se puede poner en un molde único de 22 a 24 centímetros de diámetro, así necesitará unos 30 a 35 minutos de horneado).

Horneamos a 180 grados durante 20 minutos o hasta que estén perfectamente cocidos, comprobando con un palillo para asegurarnos de que estén perfectamente horneados. Los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez fríos, los decoramos a nuestro gusto con chocolate blanco o chocolate negro fundido y algunas chispitas de caramelo. Si los acompañamos de una rica chocolatina, será una merienda de fiesta.

¡¡Probadlos os van a encantar!!