Bizcocho básico para tartas, súper esponjoso

Bizcocho básico para tartas, súper esponjoso, de sabor delicioso y que aguanta tierno varios días,...
Ingredientes
6 Huevos (Tienen que estar a temperatura ambiente)
225 g Harina de todo uso o de repostería
225 g Azúcar
125 ml Aceite de girasol o aceite neutro
1 Cucharada de extracto de vainilla o vainilla liquida
15 g Levadura Royal o polvo de hornear
Molde de 22 cm de diámetro y 9 cm de alto
Papel de hornear
Mantequilla y harina para encamisar el molde
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Elaboración
Bizcocho básico para tartas, súper esponjoso, de sabor delicioso y que aguanta tierno varios días, ideal para rellenar y almibarar o solo para merienda o desayuno es una auténtica delicia.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
.
Ponemos a precalentar el horno con calor arriba y abajo sin aire y a 180 grados.
Comenzamos a preparar nuestro bizcocho separando las yemas de las claras y reservando las claras para un poco más tarde, a las yemas le añadimos el azúcar y con ayuda de una batidora eléctrica las batimos durante 4 minutos, añadimos el extracto de vainilla y el aceite batimos un poco más pero lentamente hasta que se incorpore bien, tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a la mezcla en tres veces y removiendo lentamente hasta que esté bien integrada, batimos las claras con una pizca de sal hasta que estén a punto de nieve, incorporamos poco a poco las claras a punto de nieve a la mezcla de yemas, con cuidado que no se baje la preparación, preparamos el molde con papel de hornear en el fondo y bien untado con mantequilla y después espolvoreándolo de harina, vertemos la masa en el molde y horneamos a 180 grados unos 35 a 45 minutos según el tamaño del molde elegido o hasta que esté perfectamente cocido, que siempre lo sabremos cuando pinchamos con una brocheta y si sale limpia ya lo tenemos listo para sacar del horno.
Cuando este el bizcocho cocido lo dejamos 10 minutos dentro del horno con la puerta entreabierta y el horno apagado, después lo dejamos sobre una rejilla para que se enfrié unos 15 minutos, pasado ese tiempo lo sacamos del molde y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla, ya tenemos un bizcocho para disfrutarlo como más nos apetezca. ¡¡Probadlo os va a encantar!!