Bizcocho con chocolate, muy tierno y esponjoso

Este bizcocho con chocolate es tan esponjoso, tierno y tiene un sabor increíble. La receta es fácil y rápida. Lo más importante es que si no tenemos una bascula para pesar los ingredientes, no hay ningún problema. Podemos medirlos con una cuchara y una taza. Tan sencillo.

Ingredientes

5 huevos
una pizca de sal
3 cuartos de taza de azúcar-150 g
8 cucharadas de aceite-80 ml
5 cucharadas de kéfir o yogur-115 g
una cucharadita de esencia de ron
una cucharadita de esencia de vainilla
3 cuartos de taza de harina
una cucharadita de levadura en polvo
2 cucharadas de cacao
3-4 piezas de chocolate

Elaboración

Ponemos los huevos en un bol grande y añadimos la pizca de sal. Empezamos a batirlos. Cuando comiencen a formar espuma, agregamos gradualmente el azúcar y continuamos mezclando durante 4-5 minutos o hasta que los huevos doblen su volumen y espumen muy bien. Es importante introducir suficiente aire en la mezcla porque así el bizcocho quedará muy esponjoso.
A continuación, agregamos gradualmente el aceite mientras batimos, luego el yogur o kéfir y los aromas. Mezclamos muy bien para asegurarnos de que todos los ingredientes se integren bien. Apartamos las varillas si son eléctricas.
Tamizamos la harina junto con la levadura química sobre esta mezcla y la incorporamos con ayuda de unas varillas manuales. Con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba para no perder mucho aire de la mezcla. Cuando hayamos terminado de incorporar la harina, apartaremos 6-7 cucharadas de esta mezcla en otro recipiente. Lo reservamos y encima de la composición del bol añadimos las dos cucharadas de cacao y mezclamos suavemente con la batidora. Cuando hayamos terminado de incorporar el cacao, reservamos la mezcla y preparamos la forma en la que hornearemos el bizcocho. Yo usé uno cuadrado de 20/20/3 cm. Lo engrasé con un poco de aceite y luego lo cubrí con papel de horno.
Si no tienes papel de horno, engrasa bien la bandeja con mantequilla. Ponemos la mitad de la mezcla de bizcocho en el molde y la nivelamos. Luego, encima, agregamos con una cucharada, de la mezcla blanca. Hacemos líneas separadas, en diagonal en toda la superficie. Luego pasamos un palillo por los 2 colores para mezclarlas suavemente. Así formaremos un diseño muy bonito. Luego ponemos los trocitos de chocolate troceado por toda la superficie. Añadimos el resto de la mezcla de cacao encima y la extendemos por toda la superficie para cubrir los trocitos de chocolate. Encima, también ponemos el resto de la mezcla blanca, también en líneas en diagonal, después de lo cual las unimos con el palillo. Obtendremos un dibujo muy hermoso en la superficie del pastel.
Preparamos un recipiente apto para el horno en el que pondremos agua caliente. Colocaremos este recipiente en la base del horno, y luego colocaremos el bizcocho en el escalón del medio. La función del agua caliente es humedecer el aire dentro del horno y el bizcocho saldrá esponjoso y ligeramente húmedo. Horneamos el bizcocho durante 30-35 minutos o hasta que al introducir un palillo en el interior, éste salga limpio. Pasados ??los 30 minutos podemos hacer la prueba con el palillo. Si sale limpio, significa que el bizcocho está listo. De lo contrario, lo dejamos.
Al final, después de apagar el horno, sacamos el recipiente de agua del interior, pero dejamos la tarta otros 10 minutos, con la puerta del horno abierta. Luego lo sacamos y lo dejamos enfriar durante 5 minutos en el molde. Luego lo sacamos sobre una rejilla y lo dejamos enfriar. Lo cortamos en la forma deseada y lo servimos.