Bizcocho de claras y nata

Hoy voy a preparar un bizcocho de claras y nata, o como mejor se conoce "Bica blanca de Laza", aunque yo lo he adaptado un poco a mi manera. La receta es originaria de ese pueblo gallego llamado Laza. Yo la he modificado un poco pero he guardado su esencia. Es una receta fácil, económica y nos va a resultar un bizcocho esponjoso, jugoso y con un sabor increíble. Así que a continuación os dejo los ingredientes y el modo de preparar.
Ingredientes
  • 350 gr. de harina común 
  • 300 gr. de azúcar 
  • 350 ml. de nata para montar con 35% de materia grasa 
  • 6 claras 
  • 10 ml. de esencia de vainilla 
  • ralladura de un limón 
  • 50 gr. de frutas deshidratadas
Elaboración
De la cantidad total de azúcar vamos a separar 2 cucharadas en un bol o plato, y otras 8 cucharadas en otro bol. Vamos a montar las claras a punto de nieve con las varillas eléctricas o manual. Una vez montadas vamos a empezar a añadir el azúcar poco a poco hasta que incorporamos toda la cantidad y obtengamos un merengue bien firme.

Es el momento de apartar las varillas o sacar el bol de la maquina en mi caso e incorporar la harina poco a poco con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes desde abajo para arriba. Una vez incorporada la harina vamos a apartar el bol y nos vamos a ocupar de la nata.

Añadimos en un bol la nata y las 8 cucharadas de azúcar y la vamos a montar, pero no del todo, le vamos a dar una textura más bien cremosa. Una vez montada la vamos a incorporar a la mezcla anterior poco a poco con movimientos envolventes para no perder el aire que está dentro de la masa.

Mientras, vamos a encender el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Forramos un molde o bandeja rectangular con papel vegetal. Yo lo he mojado antes y secado con una servilleta, así se coloca mejor en la bandeja. A continuación, vertemos la masa dentro, la repartimos en toda la bandeja y la vamos a uniformizar por toda la superficie.

Vamos a espolvorear por encima las dos cucharadas de azúcar que teníamos reservado y la llevamos al horno para 40-45 minutos aproximadamente. Pasados 40 minutos podemos hacer la prueba del palillo y si sale limpio es el momento de apagar el horno.

Sacar la bandeja y dejar que se enfrié un poco antes de sacar el bizcocho. Luego se saca junto con el papel en la mesa, se le quita el papel poco a poco y luego se pasa en la bandeja o plato de presentación. Espero que os guste y que lo preparéis vosotros también.