Bizcocho 4 cuartos de chocolate y vino tinto

Bizcocho 4 cuartos de chocolate y vino tinto
Un bizcocho ligero, cremoso y jugoso. Ideal para celebrar San Valentín.
Ingredientes

Ingredientes

- Para el bizcocho

  • Cobertura de chocolate negro - 300 g
  • Mantequilla - 300 g
  • Vino tinto - 300 ml
  • Extracto de vainilla - 1 cdta
  • Huevos L - 5 uds
  • Azúcar - 300 g
  • Harina - 300 g
  • Bicarbonato sódico - 1 cdta
  • Sal - 1/2 cdta

- Para la decoración

  • Azúcar glace - 200 g
  • Vino tinto - 2 cdta (puede que alguna gotita más)

Elaboración

Preparamos todos los ingredientes para que se atemperen a la temperatura ambiente. Precalentamos el horno a 180 ºC, con el calor arriba y abajo y la bandeja un poco por debajo de la mitad del horno. Encamisamos generosamente un molde de aro de unos 26 cm de diámetro, o similar, con mantequilla y cacao en polvo.

Troceamos la cobertura de chocolate y la derretimos en un bol, junto con la mantequilla. Una vez bien fundido y mezclado, añadimos el vino tinto y el extracto de vainilla. Varillamos con cuidado hasta que todo quede bien incorporado y reservamos a temperatura ambiente. Si vemos que la mezcla se empieza a solidificar, le damos uno o dos golpes de 20 segundos en el microondas, hasta que vuelva a estar fluida, pero no caliente.

Desclaramos los huevos y comenzamos a montar las claras. Cuando comiencen a formar picos, añadimos un poco menos de la mitad del azúcar y terminamos de montar. Cuando estén firmes y brillantes, las reservamos en un bol a parte. Montamos las yemas con el resto del azúcar hasta que tripliquen su volumen y estén pálidas y esponjosas.

Con una lengua y movimientos envolventes, añadimos la mezcla de chocolate a las yemas montadas. Después tamizamos la harina, junto con la sal y el bicarbonato, y los incorporamos a la mezcla. Terminamos de formar la masa del bizcocho agregando las claras en 2-3 veces. Rellenamos el molde encamisado, alisamos la superficie y lo horneamos durante unos 40 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo, éste, salga limpio. Al sacarlo del horno lo dejamos reposar unos 10 minutos y lo desmoldamos sobre una rejilla.

Preparamos el glaseado, simplemente mezclando el azúcar glace con el vino tinto, hasta que se forme una crema fluida pero un poco espesa. Cuando el bizcocho haya enfriado, lo cubrimos con el glaseado.