Bizcocho marmolado (esponjoso, tierno y super delicioso)

Ese bizcocho marmolado es uno de lo más fáciles de hacer, en poco tiempo y con un aspecto espectacular. Resulta muy esponjoso y con un sabor increíble. Es ideal para desayunos, meriendas o cuando os apetece algo dulce. Y por supuesto ¡casero!
Ingredientes
  • 200 gr. harina de fuerza (000) 
  • 5 huevos calibre L 
  • 180 gr. azúcar 
  • 10 cucharadas de aceite 
  • 3 cucharadas cacao 
  • 10 gr. polvo para hornear o levadura química 
  • 5 ml. esencia de ron o vainilla 
  • ralladura de medio limón 
  • pizca de sal
Elaboración
Primero se separan los huevos. Las yemas de las claras en dos recipientes. Sobre las yemas se añade una pizca de sal se remueve muy bien con unas varillas y luego se apartan. Mientras que van descansando la sal va a potenciar su color y sabor.

A continuación se van a montar las claras al punto de nieve con unas varillas eléctricas o manuales. Con las manuales se va a tardar un poco más. Cuando están por la mitad montadas se le añade poco a poco el azúcar sin parar de batir.

Le añadimos también la esencia de ron o vainilla. Cada uno la que le guste. Al final se tiene que obtener un merengue bien firme y también brillante. Se apartan un poco y a continuación sobre las yemas se añade poco a poco el aceite batiendo con unas varillas manuales hasta que esté bien incorporado.

Se le añade también la ralladura de limón. Luego se va a empezar a añadir de las yemas dentro del bol donde las claras. Se va batiendo a velocidad baja hasta que las yemas están bien incorporadas. Ahora se tiene que separar de la cantidad total de harina 3 cucharadas.

Sobre la mezcla anterior se va a tamizar la harina junto con el polvo para hornear en varias tandas y se va a incorporar con movimientos largos y envolventes para no perder mucho del aire conseguido en las claras. Una vez incorporada la harina se va a separar la mezcla en dos recipientes de modo igual.

En una de ellas que va a ser la mezcla blanca, se va a añadir el resto de harina y se va a incorporar. En la otra mezcla se va a añadir el cacao y se va a incorporar del mismo modo. Se va a precalentar el horno a 180ºC o 356ºC con calor arriba y abajo.

Se va a forrar un molde rectangular con papel de horno. Como referencia mi molde mide 35 x11x 7 cm. Ahora se va a empezar a añadir la masa del bizcocho de la misma manera para que nos salga marmolado como tipo cebra. Se pone en el medio del molde una cucharada de masa blanca y sobre ella una cucharada de masa con cacao, luego otra vez de la masa blanca y otra vez de la masa con cacao.

Y así hasta que se termina de añadir toda la masa alternando los colores. Vais a ver que la masa se va extendiendo sola por toda la superficie. Se lleva el bizcocho al horno para 35-40 minutos aproximadamente, dependiendo del horno. Probar con un palillo y si sale limpio el bizcocho está hecho.

El mío ha estado 40 minutos en el horno. A los 35 minutos he apagado el horno y he dejado el bizcocho dentro con la puerta medio abierta para otros 5 minutos. Luego lo he sacado sobre una rejilla para enfriarse. Y listo para disfrutarlo.

Este bizcocho marmolado ha salido muy esponjoso y bien aromatizado. Es toda una delicia. Espero que os guste la receta y que preparéis vosotros también este riquísimo bizcocho marmolado. ¡Hasta la próxima!