Bizcocho marmolado sin gluten

Es una receta muy fácil, rápida y el resultado es espectacular. Un bizcocho esponjoso, tierno y delicioso. Además, está hecho con ingredientes sin gluten lo que le hace apto para celiacos también. Así que vamos a ver la elaboración paso a paso de este rico bizcocho marmolado.
Ingredientes
  • 150 gr. harina de arroz 
  • 50 gr. Maizena 
  • 150 gr. azúcar 
  • 4 huevos calibre L 
  • 10 gr. polvo para hornear 
  • 60 ml. leche 
  • 50 ml. aceite de girasol 
  • 5 ml. esencia de vainilla 
  • ralladura de un limón 
  • pizca de sal 
  • 10 gr. cacao puro sin gluten
Elaboración
Se empieza con separar las claras de las yemas. Se tamiza la harina de arroz junto con el polvo para hornear, la maicena y la pizca de sal. Se montan las claras al punto de nieve. Cuando están por la mitad montadas se empieza a añadir el azúcar de lo cual vamos separando una cucharada sopera.

Cuando se ha terminado de incorporar el azúcar las claras tienen que estar bien montadas, del modo que si damos la vuelta al bol no se van a caer. Se apartan. A continuación sobre las yemas se añade la cucharada de azúcar restante, la ralladura del limón y la esencia de vainilla.

Se baten hasta que blanquean y doblan su volumen. Luego se añade la mitad de la mezcla de harinas y se remueve hasta que se incorpora por completo. La mezcla se va a volver muy espesa debido a la maicena. Así que a continuación se añade la leche y se remueve hasta que se incorpora por completo.

También se echa el aceite y se incorpora igual. Vais a ver que la mezcla se va a volver otra vez fluida. Es el momento de añadir la otra mitad de la harina y se incorpora del mismo modo. Una vez obtenida la mezcla se va a separar un cuarto de ella en otro bol. Sobre ese cuarto de la mezcla se va a tamizar el cacao y se incorpora.

Se prepara el molde, forrando el fondo con papel de cocina y untando las paredes con aceite. Yo he usado un molde redondo desmontable con el diámetro de 20 cm. Se vierte la mitad de la mezcla blanca en el molde y se mueve un poco para colocarla bien, después se echa la mitad de la mezcla con cacao, luego el resto de la blanca y al final el resto de la mezcla con cacao.

Se lleva al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo para 45 minutos aproximadamente. Se saca y se deja a enfriar unos 5 minutos dentro del molde luego se pone encima de una rejilla para enfriarse completamente. Y luego se puede cortar un buen trozo y disfrutarlo junto con un café, un vaso de leche o con lo que más os guste.

Vais a ver que esponjoso, tierno y bien aromatizado está.