Bizcocho marmolado de naranja

Hoy os traigo una receta dulce espectacular y además muy fácil de hacer. Un rico bizcocho marmolado con un sabor intenso de naranja. Además tiene una textura esponjosa y a la vez húmeda. Así que vamos a ver qué necesitamos para nuestro bizcocho.
Ingredientes

  • 7 huevos L 
  • 220 gr. azúcar 
  • 250 gr. harina de repostería 
  • 10 gr. polvo para hornear 
  • 80 ml. aceite 
  • 80 ml. zumo de naranja 
  • ralladura de una naranja 
  • 5 ml. esencia de vainilla 
  • pizca de sal 
  • 20 gr. cacao en polvo

Elaboración
Se separan los huevos, las claras de las yemas. En un bol grande se echan las claras y se baten hasta llegar a punto de nieve. Las yemas se baten con un tenedor y se le añade la pizca de sal. Se apartan. Una vez que las claras están montadas se añade el azúcar poco a poco, luego se añade la ralladura de naranja, el aceite, el zumo de naranja y la esencia de vainilla.

Una vez incorporados estos ingredientes se sigue batiendo un minuto más y se para. A la harina se le añade el polvo para hornear y luego se empieza a tamizar una pequeña cantidad sobre la mezcla anterior. Se incorpora con la ayuda de una paleta o lengua pastelera con movimientos largos y envolventes desde abajo para arriba para perder lo menos posible el aire de la masa.

Una vez incorporada la harina se vierte un poco menos de la mitad de la mezcla en otro recipiente. Se le añade el cacao tamizado y se incorpora con los mismos movimientos para no perder mucho aire. Esa mezcla va a resultar un poco más espesa que la anterior debido al cacao. Se aparta y se prepara el molde.

Yo he usado un molde grande de 27 cm de diámetro por 7 cm de alto. He forrado el fondo con papel vegetal y en las paredes he echado aceite de oliva y he espolvoreado un poco de harina. A continuación se verte la mitad de la masa blanca en el molde y se extiende por toda la superficie.

Luego se echa en líneas circulares de la masa con cacao hasta que se gasta la mitad. La otra mitad se guarda para el final. Se continua con la otra parte de masa blanca, se extiende bien y a final se le pone la masa con cacao igual en líneas circulares.

Se lleva el bizcocho al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo para 45-50 minutos aproximadamente. A los 45 minutos se le hace la prueba con el palillo y si sale seco significa que ya está listo. Se saca y se deja enfriar unos 5 minutos dentro del molde y luego se saca sobre una rejilla donde se deja enfriar por completo.

Se le espolvorea un poco de azúcar glas por encima. Luego se puede cortar un buen trozo del bizcocho y disfrutarlo junto con un café, té o lo que más os guste.