Bizcocho marmolado de plátano

Si tenemos por casa unos plátanos maduros, a punto de ponerse malos este bizcocho marmolado de plátano es una buenísima opción para aprovecharlos. Puedes hacerlo de un solo color pero si divides la masa en dos colores, te va a quedar de lo más vistoso y apetecible Este tipo de bizcochos son muy fáciles de hacer. Siempre salen bien. Aguantan un montón de días y lo mejor de todo es que puedes añadirle lo que tú prefieras. Al llevar puré de plátano tendremos que hornearlo durante más tiempo para que la masa suba, pero creedme, el resultado vale la pena. Queda un bizcocho de lo más jugoso, esponjoso y sabroso ¿Lo cocináis conmigo?
Ingredientes
  • 4 plátanos maduros
  • 1 yogur natural o de plátano
  • 240 grs de harina repostera
  • 100 grs de azúcar
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 60 grs de mantequilla
  • 2 huevos
  • 15 grs de cacao en polvo puro
  • 1 cucharada de aroma de vainilla
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
Elaboración
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo.
En un bol mezclamos la harina, la canela y el bicarbonato. Reservamos.
Pelamos, partimos y machacamos 3 de los 4 plátanos con un tenedor o con un robot de cocina si queremos que quede un puré más fino.
Agregamos al puré de plátano el yogur, los huevos batidos, el azúcar y la esencia de vainilla. Mezclamos para integrar.
Derretimos unos segundos la mantequilla en el microondas y la añadimos a la mezcla de plátano anterior. Mezclamos muy bien con una varilla manual.
Integramos la mezcla de harina poco a poco y en dos tandas. Tiene que quedar completamente integrada y sin grumos.
Ahora que tenemos la masa hecha separamos parte de ella en otro bol. Unas 6 cucharadas serán suficiente.
Espolvoreamos a esta segunda mezcla el cacao en polvo y mezclamos muy bien.
Engrasamos y forramos un molde alargado de cerámica con papel de horno. También va a servirte muy bien un molde alargado desmontable. Engrásalo y fórralo también.
Vamos alternado las dos mezclas en el molde, formando capas o dibujos irregulares. Mira en el vídeo como hacerlo.
Cortamos el plátano restante en dos a lo largo. Ponemos las dos mitades del plátano en la parte superior del molde y presionamos para hundirlas un poco en la masa.
Horneamos el bizcocho unos 50-60 minutos. Ya sabéis que cada horno es un mundo. Para comprobar que está hecho, pinchamos con un palillo y si sale limpio, ya está.
Sacamos del horno. Dejamos enfriar, desmoldamos y a probarlo. ¡Disfrutad!