Bizcocho de naranja (con un solo huevo y sin horno)

Esta receta resulta sorprendente por lo fácil que se hace, porque lleva un solo huevo, porque se hace sin horno y sólo se hace en 20 minutos. Además queda muy esponjoso, jugoso y sobre todo tiene un sabor intenso a naranja que lo hace una delicia. Cubierto con papel fil se mantiene tierno y jugoso hasta una semana. En fin, un bizcocho lleno de virtudes.
Ingredientes
  • 2 naranjas (pesan entre las dos 550 gr. aproximadamente) 
  • 200 gr. (11/2 tazas) harina de trigo común o de todo uso (harina de trigo 0000) 
  • 100 gr. (1/2 taza) azúcar 
  • 80 ml. (1/3 taza) aceite de girasol (podéis utilizar otro que sea aceite suave) 
  • 1 huevo de tamaño grande (pesa 70 gr. aproximadamente con cáscara incluida)
  • 15 gr. (1 cucharada) levadura química o polvo de hornear 
  • harina y mantequilla para encamisar el interior del molde

Molde de corono de 22 cm x 6 cm de alto  

Papel de hornear

Elaboración
1.- Lavamos y secamos la piel de las naranjas, rallamos con un rallador de agujero pequeño la piel de las 2 naranjas, partimos una naranja por la mitad y exprimimos una de las mitades, reservamos el zumo y seguido pelamos de piel blanca la naranja y media que nos queda, les retiramos el tallo central y las partimos en trozos.

2.- Trituramos con una túrmix o batidora las naranjas, el zumo, la piel rallada de las 2 naranjas, el azúcar, el aceite y el huevo hasta obtener una mezcla fina que después verteremos en un recipiente amplio.

3.- Tamizamos la harina junto a la levadura química o polvo de hornear directamente sobre la mezcla anterior en un par de veces, mezclamos con varillas de mano hasta que se integre y no haya grumos.

4.- Preparamos un trozo de papel de horno que recortaremos un poco más grande que el molde también recortaremos el agujero central, preparamos el molde de corona untándolo con mantequilla y después espolvoreando con harina, sacudiendo bien bocabajo para retirar el excedente de harina, vertemos la mezcla en el molde.

5.- Preparamos una olla grande donde nos quepa el molde, ponemos agua en la olla que cubra unos 3 a 4 de centímetros el fondo, ponemos dentro de la olla un utensilio tipo cortador de pastas de metal donde vamos a apoyar el molde de modo que no toque el agua porque haremos una cocción al vapor, colocamos el molde dentro de la olla y lo cubrimos con el papel de horno, ponemos la tapadera en la olla y cocemos durante 20 minutos a temperatura media alta.

6.- Una vez pasado el tiempo de cocción comprobamos pinchando con un palillo y si está cocido lo retiramos de la olla, enseguida pasamos un cuchillo por el lateral y por el agujero y después lo desmoldamos sobre una rejilla, dejamos enfriar por completo y listo para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!