Bizcocho de pera

Bizcocho de pera
Receta fácil para hacer bizcocho de pera. Sencillo y delicioso, un postre que te va a encantar.
Ingredientes

El bizcocho queda muy suave y como su nombre indica con un maravilloso sabor a pera. Toda la casa huele mientras lo horneas y cuesta mucho la espera. Anímate a cocinar con este maravilloso bizcocho de pera y disfrutarás mucho del resultado.

Ingredientes para 8 ó 10 personas:

  • 125 gr de Yogur de Pera
  • 60 ml de Aceite de Oliva suave (puedes sustituirlo por aceite de girasol)
  • 2 Huevos
  • 165 gr de Azúcar
  • 120 gr de Harina
  • 1 cucharadita de Levadura
  • Pizca de Sal
  • 6 Peras
  • Zumo de medio Limón

Elaboración del Bizcocho de pera:

Es importante dejar todos los ingredientes pesados, medidos y listos para usarlos, para una mejor organización.

Preparar la mezcla para la masa del bizcocho. Separa las yemas de las claras, pon las claras en un bol grande, añade una pizca de sal, usando la batidora de varillas eléctricas, bate hasta que se vuelva espumoso. A partir de este punto, comienza a añadir poco a poco el azúcar mientras sigues batiendo durante unos minutos, hasta obtener un merengue firme.

Seguido añade el yogur, el aceite, las yemas y remueve con suavidad con unas varillas de mano o una espátula, hasta integrarlo todo. Finalmente mezcla previamente la harina con la levadura y tamízala con un colador sobre la mezcla, continúa removiendo suavemente con las varillas manuales o la espátula hasta integrar toda la harina en la mezcla. Lleva a la nevera el bol con la mezcla y déjala reposar mientras pelamos y cortamos las peras.

Pon un bol o una cacerola con abundante agua y el zumo de limón. Pela y corta las peras en gajos finos, a medida que vas cortándolos los colocas en el agua, así evitamos que se oxiden. Una vez que acabes, tira el agua de las peras y escúrrelas bien.

Hornear el bizcocho. Precalienta el horno a 180 ºC durante al menos 10 minutos.

Pinta con un poco de aceite el interior del molde y espolvorea un poco de harina, añade un poco de mezcla más o menos hasta la altura de un dedo, cubre con una capa de gajos de pera, añade encima el resto de la mezcla y por último pon otra capa de pera. Lleva el molde al horno, con la parrilla a media altura y déjalo entre 50 y 55 minutos según el horno. Pasado este tiempo pínchalo en el centro con un palillo, si sale limpio es que está listo. Retíralo del horno y déjalo enfriar bien.

En nuestro caso a los 40 minutos ya estaba bien dorado por encima pero aún crudo en el interior, cubrimos el molde con una lámina de papel de aluminio para mantenerlo los 55 minutos sin que se quemara por encima.