Bizcocho en sartén y con fruta de temporada

Hacer este bizcocho es un placer, porque no se tarda nada en tenerlo listo, con ingredientes que solemos tener habitualmente en casa y con el toque de la fruta de temporada que le da una jugosidad y sabor estupendo, se puede hacer prácticamente con cualquier fruta, te lo recomiendo sin duda porque queda jugoso y de sabor más que delicioso.
Ingredientes
  • 8 -12 Albaricoques (Apricots, damascos, albergero, o chabacano) 
  • 20 gr (1 cucharada) de mantequilla sin sal (Para preparar el caramelo) 
  • 30 gr (2 cucharadas) de azúcar (Para preparar el caramelo) 
  • 180 gr (1 + 1/4 tazas) harina de trigo común o harina de trigo todo uso 
  • 50 gr (5 cucharadas) maicena o almidón de maíz 
  • 10 gr (1 cucharada) levadura química o polvo de hornear 
  • 100 gr (1/2 taza) de azúcar 
  • 100 ml (1/2 taza) de aceite de girasol o de semillas (Aceite de sabor neutro) 
  • 125 ml (1/2 taza) leche 
  • 1 cucharada de piel rallada de naranja (Sin nada de blanco)
  • 2 huevos de tamaño grande (Cada uno pesa con cascara incluida 70 g Aprox.) 
  • una sartén antiadherente (La que he empleado es de 22 cm de base y 25 cm arriba)
Elaboración
1 Lavamos y cortamos por la mitad la fruta, le retiramos el hueso y nos aseguramos de que tenemos suficiente cantidad poniéndolas ordenadamente dentro de la sartén donde vamos a hacer el bizcocho, seguido retiramos la fruta de la sartén y ponemos la sartén al fuego a temperatura media, ponemos la mantequilla y esperamos a que se derrita, seguido añadimos el azúcar y esperamos a que se derrita y se forme una especie de caramelo.

2 Seguidamente ponemos la fruta ordenadamente en la sartén, una vez toda la fruta colocada apagamos el fuego y la reservamos así para más tarde; En un recipiente amplio ponemos los huevos y el azúcar, batimos con varillas de mano hasta que el azúcar prácticamente no se note y la mezcla está un poco espumosa.

3 Después añadimos el aceite y lo batimos durante un par de minutos para que se quede bien integrado, un vez incorporado el aceite añadimos la leche y la piel rallada de la naranja, mezclamos para que se integre bien.

4 Seguidamente añadimos la levadura o polvo de hornear y la maicena a la harina y tamizamos directamente sobre el batido anterior, lo hacemos en un par de veces y mezclando bien tras cada incorporación hasta que no queden grumos.

5 Vertemos la masa sobre la fruta, extendemos con una espátula para que quede pareja y seguido ponemos la sartén en el fuego a una temperatura baja, cocemos el bizcocho tapado durante unos 20 a 25 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y este salga seco.

6 Es conveniente secar la tapadera con una servilleta de papel si vemos condensación y cuando ya tenemos el bizcocho cocido le ponemos un plato encima y le demos la vuelta como a una tortilla, si queda fruta en el fondo de la sartén eso es normal, la quitamos con una espátula y la colocamos en su sitio sobre el bizcocho.

7 Una vez la fruta bien colocada podemos dorar un poco el bizcocho por el otro lado, es conveniente limpiar la sartén para que el caramelo no se queme, deslizamos el bizcocho dentro de la sartén y cocinamos a fuego bajo durante 5 a 7 minutos, después dejamos la sartén sobre una rejilla hasta que se enfrié antes de desmoldarlo.

8 Lo desmoldamos con la ayuda de una espátula y lo ponemos en la bandeja de servir, decoramos con unas hojas de menta y listo para disfrutar.

¡Probadlo os va a encantar!

Ir a la receta original: