Bollo de nuez

Bollo de nuez
Un rico y esponjoso bollo de nuez delicioso para desayuno y meriendas.
Ingredientes

NECESITAMOS LOS SIGUIENTES INGREDIENTES:

Un huevo.

250 gr de leche.

250 gr de azúcar.

600 gr de harina normal (puede que nos haga falta un poco más  o menos)

50 gr de mantequilla.

50 gr de aceite de oliva suave (podemos usar girasol)

25 gr de levadura.

Una cucharilla (de las de café) rasa de sal. 

100 gr de nueces troceadas (no las he picado mucho, lo he hecho con el cuchillo).

Para echarle por encima:

Un poco de azúcar y un chorrete de anís (podemos prescindir si no nos gusta)

ASÍ DE FÁCIL ES LA PREPARACIÓN:

La masa la preparé en la panificadora, pero se puede amasar a mano igualmente.

En la leche disolvemos la levadura y por el siguiente orden añadimos los ingredientes a la panificadora:

La leche con la levadura, el huevo batido, la sal, el azúcar y la harina reservando una poca por si no nos hiciera falta toda. 

Programamos en masa para pasta, en mi caso es el número 7. 

Si vemos que necesitamos toda la harina se la añadimos, puede ser que incluso necesitemos una poca más. Tiene que quedar una masa un poco pegajosa, pero tampoco en exceso. 

Cuando haya acabado de amasar le añadimos la mantequilla cortada en trocitos y el aceite, programamos de nuevo en el 7 , cuando falten 3 o 4 minutos para que acabe le añadimos las nueces y dejamos hasta que acabe. 

Ponemos la masa en un taper untado con un poco de aceite, tapamos y dejamos hasta que doble el volumen. 

Para hacerla a mano:

Formamos un volcán con la harina y en el centro echamos:

La leche con la levadura, el huevo, el azúcar, la sal y si nos es muy difícil de integrar después, la mantequilla y el aceite se la ponemos ahora también. Vamos incorporando la harina con la mano hasta que se integren todos los ingredientes. Amasamos hasta obtener una masa lisa y brillante. Podemos alternar amasados con reposos, así nos será más fácil. 

Ponemos la masa en un taper untado con un poco de aceite, tapamos y dejamos hasta que doble el volumen. 

A partir de aquí  el proceso es el mismo, tanto si amasamos a mano o con panificadora o amasadora. 

Una vez que halla doblado el volumen echamos un poco  de aceite sobre la mesa de trabajo y nos untamos las manos. 

Le damos un par de amados para desgasificar y la ponemos en un molde aplastándola con las manos ( da para dos moldes redondos de 26 cm de diámetro o la bandeja del horno. 

Echamos un chorrete de anís en un vaso y le añadimos azúcar, mezclamos  y se lo vamos echando por encima metiendo los dedos en la masa para que entre bien. 

Dejamos reposar hasta que leve de nuevo ( me tardó algo menos de una hora)

Una vez que halla aumentado de volumen,  lo introducimos en el horno que habremos encendido 10 minutos antes a 200º y lo dejamos hasta que esté dorado (aproximadamente 20/25 minutos.