Brazo de gitano con fresas y queso.

Brazo de gitano con fresas y queso.
Aprovecha la temporada de las fresas para disfrutar cocinando con ellas.
Ingredientes
Ingredientes:
Para el relleno de fresas:
250g de fresas.
2 cucharadas de azúcar granulada.
Unas gotas de Marsala o jugo de naranja, yo he puesto licor de mandarinas.

Para el bizcocho:
3 huevos.
80g de azúcar.
2 gotas de extracto de vainilla.
80g de harina.
Un pellizco de sal.

Para la crema de Mascarpone:
250g de queso Mascarpone.
2 cucharadas de azúcar glass.
2 cucharaditas de esencia de vainilla.
Elaboración
El relleno de fresa:
Tritura una tercera parte de las fresas con el azúcar, mezcla bien.
Añade el Marsala o el licor que prefieras, si van a comer niños pon zumo de naranja.
Limpia y corta en rodajitas el resto de fresas.
Pasa el puré de fresas a un bol y añade las fresas cortadas, remueve para que las fresas se impregnen del puré de fresas.
Tapa el bol con papel film y guarda en la nevera unas horas para que las fresas estén con el adobo.
El bizcocho:
Precalienta el horno a 180º.
Bate los huevos con el azúcar y el extracto hasta que hayan triplicado su volumen, añade el agua caliente con una cuchara grande de metal, (esto es para evitar que el brazo de gitano haga grietas cuando se saque).
Tamiza la harina junto a la sal y mezcla suavemente para que no se bajen los huevos.
Vierte la mezcla en el molde preparado y nivela con una espátula.
Cuece en el horno unos 10 minutos o hasta que veas que está flexible al tacto.
Saca el bizcocho del horno, deja que se enfríe 5 minutos y dale la vuelta sobre una hoja de papel de horno espolvoreada con azúcar glass, despega el papel de revestimiento del bizcocho y deja que se enfríe del todo. Puedes enrollarlo con papel film para que coja forma mientras se enfría.

Crema de Mascarpone:
Mientras se enfría el bizcocho, preparamos la crema de queso.
Pon en un bol grande el mascarpone, el azúcar glass y la esencia, mezcla bien.
Montaje del brazo de gitano:
Recorta los bordes que se hayan quedado feos con un cuchillo de sierra.
Extiende la crema de queso por toda la superficie del bizcocho, deja un poco de margen para que no se salga al enrollar.
Coloca las fresas maceradas sobre el queso y echa por encima un tercio del adobo de fresas.
Empieza a enrollar por el lado más corto, alejándolo de ti, ayúdate con el papel de hornear, ten mucho cuidado para que no se salga el relleno.
Cuando esté todo enrollado, asegúrate de que la unión del bizcocho queda por la parte de abajo, para que no se abra.
Sirve en rodajas y rocía con la salsa de fresas.

Espero que te guste.