Brazo de gitano con semifreddo de frambuesa

Ingredientes

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 4 huevos
  • 84 g de azúcar
  • 105 g de harina
  • 15 g de cacao en polvo

Para el semifreddo de frambuesa:

  • 300 ml de nata para montar
  • 2 claras de huevo
  • 50 g de azúcar
  • 30 ml de agua
  • 300 g de frambuesa
  • 60 g de azúcar glas

Elaboración:

1. Bate los huevos con el azúcar hasta que tengas una crema muy espumosa.

2. Añade poco a poco la harina y el cacao en polvo. Cuidado. Haz movimientos ligeros para que la masa no baje.

3. Esparce la masa sobre una placa de hornear revestida con papel horno.

4. Cocer la masa en el horno precalentado durante unos 10-12min. Tiene que estar un poco húmedo todavía.

5. Al sacar el bizcocho del horno quita el papel horno y vuele a colocarlo encima de este mismo papel. Después enrolla el bizcocho con el papel. Deja enfriarlo así enrollada.

6. Lava las frambuesas y tritura solo la mitad, después mezcla la papilla de las frutas con las frambuesas enteras.

7. Calienta el agua con el azúcar (50 g). Con la ayuda de un termómetro puedes controlar la temperatura. Mientras, empieza a batir las claras con una pizca de sal. Cuando ya tienes las claras medianamente montadas, añade el sirope de azúcar. Es importante que en este momento este sirope tenga la temperatura de 121ºC. Sigue batiendo hasta que obtengas una espuma firme y templada.

8. En otro bol monta la nata con el azúcar glas. No hace falta que tengas una espuma firme.

9. Incorpora las frambuesas a la nata y después añádelo las claras montadas.

10. Pon la crema en el congelador durante 1,5 hora. Cada media hora haz unas vueltas con una espátula. (Durante este tiempo la crema estará más densa)

11. Desenrolla el bizcocho y esparce una capa gruesa de la crema de frambuesa.  Enrolla de nuevo la lámina de bizcocho. Hazlo con mucho cariño para que la crema no salga fuera.

12. Pon el brazo de gitano al congelador durante min 3 horas. Antes de servir déjalo en temperatura de ambiente para que esté cremoso. (30min)

Notas: que curioso, muchas recetas mías se basan sobre recuerdos de mi juventud. Este postre  también. ¡¡¡Es que echo de menos nuestro huerto!!! Esta época del año era cuando tocaba recolectar las frambuesas. Aunque tenía que poner mucha ropa encima para protegerme de los bichos, me gustaba mucho. La zona era un poco catastrófica, las ramas de las frambuesas invadían una buena parte del huerto? era una jungla. Y he sido valiente. Me motivaba la cantidad de frambuesas que se podía comer y el olor que dejaba la fruta en mi piel. ¡Sí! yo olía frambuesa y eso me hacía feliz. Qué bien suena: calor sombra naturaleza? y una merienda de un helado de frambuesa metido en un brazo de gitano de chocolate. Hoooooo qué
gozada este postre? podría ser un lujo de verdad.