Cup cakes de turrón de Suchard con Buttercream de café

Este turrón es puro vicio. Ese quería esconderse de mí pero no lo logró. Dimos buena cuenta de ella con estos deliciosos cupcakes. No os preocupéis demasiado si os sobra crema de mantequilla con sabor a café. Probadla encima de una tostada. Es increíble lo buena que está.
Ingredientes
  • 100 gr. de harina común todo uso 
  • 100 gr. de aceite de girasol 
  • 2 huevos 
  • 100 gr. de azúcar 
  • 100 gr. de turrón de chocolate Suchard 
  • 1 sobre de levadura en polvo 

Buttercream:

  • 250 gr. de mantequilla 
  • 200 gr. de azúcar glas (si sois de dulce... 250 o 300 gr.) 
  • 4 cucharadas soperas de leche 
  • 2 sobrecitos de café soluble
Elaboración
1.- Preparamos una Buttermilk casera. Agregamos al vaso de leche, el zumo de medio limón. Removemos y dejamos reposar. Va a parecer leche cortada. Eso es lo que queremos.

2.- Derretimos el turrón unos minutos en el microondas. Dejamos atemperar.

3.- En un bol dónde habremos puesto el azúcar, añadimos los huevos y batimos hasta espumarlos obteniendo una mezcla del color del café con leche.

4.- Agregamos la levadura y la sal a la harina y mezclamos.

5.- Vertemos nuestra Buttermilk y el aceite, a la mezcla de huevos y azúcar y batiremos un poco más para integrarlos.

6.- Agregamos el turrón y batimos obtener una masa homogénea. Tendrá grumos. Es el arroz inflado del turrón.

7.- Tras batir la mezcla unos segundos, vamos agregando la harina pasándola a través de un tamiz y removemos ayudándonos de una espátula.

8.- A mí me gusta darles un toque de varillas a velocidad mínima para suavizar la mezcla.

9.- Precalentamos el horno y llenamos el molde de cupcakes con los capacillos de papel.

10.- Vamos llenándolos con la mezcla obtenida. Va genial ayudarse de un par de cucharas.

11.- Solo rellenaremos los capacillos unas 3/4 partes de su capacidad.

12.- Horneamos durante unos 15 minutos.

13.- Retiramos y dejamos enfriar en una rejilla.

14.- Mientras enfrían disolvemos el café en la leche caliente y mezclamos todos los ingredientes de la Buttercream hasta que nos quede una crema parecida a un helado. No os paséis con el azúcar. Ir probando y agregando hasta que este a vuestro gusto. No la queremos demasiado dulce. No os cortéis y hacedlo con el dedo. Es la mejor cuchara que hay.

15.- Ponemos la crema en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste y adornamos con ella los cupcakes. Aún quedaban estrellitas. Así que una en cada cupcake. ¡Disfrutadlos!