Canutillos de crema

Canutillos de crema
una receta de esas que se suelen hacer los fines de semana, los canutillos de crema, que es cuando tenemos mas tiempo y cuando podemos permitirnos el
Ingredientes

Ingredientes:


  • 2 láminas de hojaldre (yo las uso congeladas de la marca Spar)
  • Crema pastelera o en su defecto si tenéis mas prisa lo hacéis con flanín el niño
  • 1 huevo para pintar el hojaldre
  • azúcar glass

Yo en esta ocasión los he hecho con flanin el niño porque era la
forma mas rápida, ya que me entretuve en hacer los moldes de los
canutillos.


Lo primero que tenemos que hacer es estirar la masa de hojaldre, pero
que no nos quede muy fina, y luego cortamos tiras a lo largo para ir
enrollándolas en los canutillos que previamente habremos untado con
mantequilla para que no se nos pequen y podamos desmoldarlos bien. Una
vez que los tenemos enrollados, los pintamos con huevo batido para que
tengan brillo y los metemos en el horno que lo tendremos precalentado a
180º, y los dejamos como unos 10 minutos, mientras vamos vigilándolos
para sacarlos cuando veamos que están dorados.

Mientras se nos hace el hojaldre, vamos preparando la crema
pastelera, que si la hacemos con los sobres de flanín el niño solo
tenemos que hacer lo que nos dicen las instrucciones, para hacer la
crema pastelera, y reservamos hasta que esté listo el hojaldre y hasta
que esté fría la crema pastelera, ya que sino cuando los rellenemos se
resblandecerán y además nos chorreará por todos sitios, así que yo lo
que hice fue guardar la crema pastelera en el frigorífico y una vez fría
sacarla y rellenarlos sin problema.


Cuando lo tengamos dorado lo sacamos del horno, esperamos que se
enfríe para poder desmoldarlos y lo vamos sacando de los conos con mucho
cuidado de que no se nos rompan.

Ahora ya tenemos el hojaldre frío y la crema pastelera también, así
que solo nos queda ir rellenándolos uno a uno, para lo que vamos a
necesitar una manga pastelera, o sino tenemos que es lo que le pasa a
mucha gente, cogemos una bolsa de bocadillo, hacemos un corte en el
pico, echamos dentro la crema pastelera y vamos llenando cada canutillo.
Os aseguro que esta forma es muy fácil y muy efectiva y os sacará
siempre de un apuro cuando  no tengáis la manga pastelera.


Bueno pues una vez rellenos, solo tenemos que espolvorearlos con
azúcar glass por encima y ya están listo. Sólo  nos queda prepararnos un
café y disfrutarlos en buena compañía.