Carlota o Charlota de caqui y mandarina

Carlota o Charlota de caqui y mandarina
Una carlota delicada y exquisita, con un contraste maravilloso entre el dulzor del caqui y la acidez de la mandarina. Ideal para una celebración.

Ingredientes

Ingredientes

- Para el exterior y la decoración

  • Soletillas - 24-26 uds
  • Zumo de mandarina - 600 ml (8-10 uds)
  • Azúcar - 250 g
  • Hojas de gelatina - 2 uds

- Para la mousse de caqui

  • Puré de caqui - 700 g (3-4 caquis)
  • Nata para montar - 400 g
  • Azúcar - 100 g
  • Hojas de gelatina - 6 uds

Elaboración

Exprimimos las mandarinas y colamos el zumo en una olla. Añadimos el azúcar, mezclamos bien y calentamos. Cuando hierva, mantenemos a fuego medio unos 4-5 minutos. Retiramos del fuego y templamos a temperatura ambiente.

Preparamos un molde desmontable de unos 24-26 cm de diámetro. Cortamos las soletillas. Las bañamos ligeramente en el almíbar de mandarinay las distribuimos por el lateral y la base del molde. Reservamos en frío. Guardamos el almíbar sobrante.

Ponemos a hidratar en agua fría las 6 hojas de gelatina. Pelamos los caquis y los trituramos con una batidora de mano. Pasamos el puré por un colador fino. En un cazo, calentamos unas cucharadas de la nata para montar, sin que hierva, disolvemos la gelatina y reservamos a temperatura ambiente hasta que temple. Cuando haya enfriado, pero siga fluida, semimontamos el resto de la nata con el azúcar. Añadimos la mezcla de nata y gelatina colada al puré de caqui y mezclamos bien con una varilla. Incorporamos la mitad de la nata semimontada y después el resto. Vertemos en el molde, golpeamos para que la mousse se asiente, alisamos y guardamos en la nevera unas 4-6 horas hasta que cuaje.

Pasado este tiempo, hidratamos una hoja de gelatina y la disolvemos en unos 200 ml del almíbar de mandarina reservado, bien colado. Cuando haya templado, vertemos sobre la mousse de caqui ya cuajada y guardamos en la nevera hasta que endurezca.