Castagnole

Castagnole
Hoy es viernes de Carnaval y, como no podía ser de otra forma, os traigo un dulce típico de estas fechas, este año con origen italiano: unos deliciosos castagnole que han salido de freírse hace apenas 45 minutos y que están de escándalo, con una textura suave y esponjosa en su interior y con una corteza crujientita que están para comerse 4 o 5 de una sentada, os lo aseguro.
Ingredientes
Ingredientes (unos 20 castagnole):



1 huevo campero
30 gr. de azúcar
35 gr. de mantequilla derretida
Zumo de medio limón
Ralladura de 1/3 de limón
150 gr. de harina
8 gr. de levadura química
Un pizca de sal
Aceite de oliva suave para freír
Elaboración
Con Thermomix:
En primer lugar, colocamos en el vaso el azúcar junto con la cáscara del limón y programamos 30 segundos a velocidad 10. Bajamos el azúcar hacia el fondo del vaso.
Sin Thermomix:
En un bol, con una varilla manual batimos el huevo junto con la mantequilla derretida, el azúcar, la ralladura y el zumo de limón. Si tenemos una batidora de varillas el proceso será más cómodo.
Con Thermomix:
Seguidamente, añadimos el huevo, la mantequilla derretida y el zumo del limón. Mezclamos 5 minutos a velocidad 4. Bajamos la mezcla hacia el fondo del vaso.
Con Thermomix:
Añadimos la harina tamizada junto con la levadura y la sal. Mezclamos 20 segundos a velocidad 6 y amasamos 45 segundos. Mientras, ponemos a calentar el aceite en un cazo alto
Añadimos la harina tamizada junto con la levadura y la sal. Mezclamos con la ayuda de una espétula de madera mientras podamos, después seguiremos amasando a mano hasta obtener una masa homogénea y manejable.
Nos enaceitamos las manos y formamos bolitas de unos 10 gr, que vamos a freír en el aceite bien caliente. Normalmente se dan la vuelta solas, en un par de minutos están listas, su tamaño aumentará y estarán doradas.
Pasamos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
En un cuenco, mezclamos a partes iguales azúcar normal y azúcar glas, rebozamos las bolitas.