Cheesecakes donuts

Cheesecakes donuts
Unos bocaditos deliciosos que no podrás comer solo uno
Ingredientes

Ingredientes:



Para la masa:


- 7 gr de levadura seca de panadero (yo utilicé la del Lidl)
- 170 gr de leche templada
- 50 gr de azúcar glas
- 1 huevo a temperatura ambiente
- 40 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 350 gr de harina de trigo
- Una pizca de sal
- Aceite de girasol (para freir)



Para el relleno:


- 250 gr de queso crema (tipo philadelphia)
- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 50 gr de azúcar glas
- Ralladura de un limón
- 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)



Para rebozar:


- Un plato con abundante azúcar 



Elaboración:



Comenzamos disolviendo la levadura en la leche.

En un bol ponemos la leche, el azúcar, la mantequilla y el huevo y
mezclamos durante unos minutos (yo utilicé el robot de cocina con el
accesorio de pala, pero también puedes hacerlo a mano). Añadimos la
mitad de la harina y la pizca de sal y batimos hasta que todos los
ingredientes estén integrados y continuamos añadiendo el resto de la
harina poco a poco.

Enharinamos la mesa de trabajo y trasladamos nuestra masa ahí. Ahora
trabajos la masa durante un par de minutos. Pasado este tiempo, formamos
una bola y la dejamos reposar en un cuenco previamente engrasado y
tapado con un paño de cocina o papel film durante una hora y media.

Tras pasar este tiempo, volvemos a poner la masa en la mesa y la
estiramos con un rodillo dejándole un grosor de 1 cm. Con un cortador
redondo cortamos las porciones de nuestros donuts, y las vamos colocando
en un papel vegetal, dejándolas reposar también tapadas con un trapo de
cocina durante 45 minutos más.



Una vez pasado este tiempo es el momento de freírlos.

Vertemos abundante aceite en una sartén profunda y lo calentamos, a
continuación vamos introduciendo porciones de masa de 3 en 3, o incluso
de más dependiendo del tipo de sartén que uses.

Al introducirlos en el aceite caliente aumentarán su volumen y formarán
las típicas bolitas. Vamos reservandolas en un plato con papel
absorvente mientras freímos el resto.

Una vez fritas y templadas rebozamos con azúcar.





Hacer el relleno es muy fácil: batimos a velocidad media todos los
ingredientes hasta que estén integrados y tengamos una crema suave.
Ponemos la crema en una manga y con una boquilla de relleno vamos
rellenandolos uno a uno. Si no te neis manga ni boquilla, podéis
utilizar una jeringa, quedará igual de bien.



Y listos para zampar!



Ya os digo que esto es un vicio, y que no podrás parar!!! Así que
anímate ha hacerlos e incluso a cambiar la receta con un relleno
distinto, por ejemplo se me ocurre una salsa de chocolate
blanco...mmmmm.