Magdalenas caseras (receta paso a paso)

Hoy os traigo una receta de magdalenas caseras esponjosas y con copete, de estas de toda la vida, que las hacían nuestras abuelas, con ingredientes básicos que todos tenemos en casa. Las magdalenas resultan esponjosas y con un buen copete. Son ideales para los desayunos y meriendas acompañándolas con un café, un vaso de leche o la bebida preferida. A continuación os dejo los ingredientes y el modo de preparar de estas deliciosas magdalenas.

Ingredientes

  • 380 gr. harina común 
  • 230 gr. azúcar 
  • 250 ml. leche 
  • 150 ml. aceite de girasol 
  • 3 huevos calibre L 
  • ralladura de un limón 
  • 5 ml. esencia de vainilla 
  • 15 gr. levadura química 
  • pizca de sal

Elaboración

En un bol grande se pone la leche y el azúcar y se va a batir hasta que el azúcar está disuelto. También se añade la esencia de vainilla y la ralladura del limón. Luego se añade poco a poco el aceite sin parar de batir. Una vez incorporado el aceite se añaden los 3 huevos y se sigue batiendo hasta que están bien incorporados.

Luego se va a tamizar poco a poco la harina sobre la mezcla anterior junto con el polvo para hornear. Se va incorporando mezclando con unas varillas manuales. Una vez incorporada una cantidad de harina se sigue tamizando un poco más y se incorpora. Así hasta que esté incorporada toda la harina.

Al final se tiene que obtener una mezcla fluida pero espesa que caiga en forma de cinta al levantar las varillas. Se tapa el bol y se lleva al frigorífico para una hora, así la masa se va enfriando y las magdalenas van a subir bien durante el horneado.

Se preparan los moldes donde se ponen las capsulas de papel especiales para magdalenas o cupcakes. Pasada una hora se saca la masa de magdalenas del frigorífico y se empieza a rellenar las capsulas, pero no de todo, se deja un poco de espacio, como medio cm, para que tenga espacio para subir durante el horneado.

El horno se precalienta a 230ºC o 446ºF. Luego se introducen los moldes de magdalenas y se baja la temperatura del horno a 200ºC o 392ºF . Se van a hornear las magdalenas entre 15 y 20 minutos, dependiendo de cada horno.

Cuando se ven doradas por encima y un palillo introducido en el medio de una magdalena sale limpio significa que ya están listas. Se sacan del horno y se dejan enfriar 5 minutos dentro de los moldes. Luego se sacan sobre una rejilla y se dejan enfriar por completo.

Y listas las magdalenas caseras para disfrutarlas en desayunos y meriendas. Como habéis visto son muy fáciles de hacer y en poco tiempo. Se pueden guardar en una bolsa de plástico para mantenerlas blandas hasta una semana.

Espero que os haya gustado la receta y que preparéis vosotros también estas deliciosas magdalenas caseras esponjosas y con copete. ¡Hasta la próxima!