Lemonies o brownies de limón

Cuadrados de limón, lemonies o brownies de limón. Esta receta a mí especialmente me encanta, es de esas que cuando tengo que llevar algo dulce a algún sitio siempre es mi primera opción, por su sabor, textura y porque siempre son un triunfo. Además, una vez hechos aguantan perfectos hasta 5-7 días en un recipiente en la nevera o a temperatura ambiente. Para días de fiesta o mesa dulce son ideales para disfrutarlos y lucirse con este dulce delicioso.
Ingredientes

Ingredientes del bizcocho:

  • 3 huevos de tamaño grande (cada uno pesa 70 gr. aproximadamente con cáscara incluida)
  • 150 gr. harina de trigo común o de todo uso 
  • 150 gr. azúcar 
  • 150 gr. mantequilla sin sal (tiene que estar a temperatura ambiente) 
  • 40 ml. (3 cucharadas) zumo de limón 
  • la piel rallada de 1 limón (sin nada de blanco)

Ingredientes del glaseado:

  • 150 gr. azúcar glas o azúcar impalpable 
  • 3 - 5 cucharadas de zumo de limón

Molde cuadrado de 21 cm x 5 cm de alto (el alto no importa mucho porque quedara bajito) 

Papel de hornear

Elaboración
Ponemos en un recipiente amplio la mantequilla en pomada, (La tendremos fuera de la nevera al menos 2 horas para que este blanda), añadimos el azúcar y batimos con varillas eléctricas durante unos 5 a 7 minutos o hasta que el azúcar prácticamente no se note y este esponjosa y de color blanquecino.

Seguidamente añadimos los huevos (Es conveniente que estén a temperatura ambiente) de uno en uno y batimos bien tras cada adición, rallamos la piel del limón muy limpia y la añadimos a la mezcla anterior, también añadimos el zumo de limón y batimos hasta integrar, si vemos que la mezcla parece que se ha cortado ¡eso es normal!

Después tamizamos la harina directamente sobre la mezcla en un par de veces y la integramos batiendo a baja velocidad, repasamos con una espátula el fondo y el lateral del recipiente para asegurarnos de que la harina se ha incorporado perfectamente.

Vertemos la mezcla en el molde que debemos de tener preparado con papel de hornear cubriendo todo el interior, alisamos bien con una espátula y llevamos a hornear con el horno precalentado a 180ºC (360ºF) con calor arriba y abajo.

Horneamos a 180ºC de 20 a 25 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y este salga limpio.

Preparación del glaseado:
Añadimos poco a poco el zumo de limón al azúcar glas y removemos muy bien hasta conseguir una textura muy espesa y con consistencia un poco fluida, vertemos el glaseado sobre el pastel sin sacarlo del molde y ya frio por completo, lo extendemos con una espátula para que quede uniforme y dejamos que se seque durante 3 a 4 horas o hasta que lo toquemos con el dedo y se note duro.

Retiramos el pastel del molde y le cortamos con un cuchillo los 4 laterales, seguido los cortamos en las porciones que queramos, los podemos decorar por encima con ralladura de limón o alguna decoración con fondant que nos guste, en cualquier caso quedan deliciosos y con un aspecto que dice cómeme.

¡Probarlos, os van a encantar!