Donuts o Donas caseros, tiernos y esponjosos

¡Ya la tenéis aquí cocinillas! La receta que más me habéis pedido,como hacer donuts caseros. Os explico paso a paso cómo prepararlos para que queden perfectos.Ya veréis qué deliciosos quedan, además de tiernos y esponjosos. Hay tres cosas importantes para que nos queden unos donuts perfectos. Debemos de llevar a raja tabla que todos los ingredientes deben estar muy bien integrados, debemos respetar los tiempos de fermentación y la fritura del final,no podemos freírlos a temperatura muy alta ni mucho tiempo ya que se nos secarían más. Con todo ello, ¿estáis animados? Asombrar a vuestra familia y amigos con estos donuts será todo un reto. ¿Vamos allá?
Ingredientes
  • 250 ml. de leche
  • 60 ml. de agua
  • 5 gr. de levadura seca de panadería
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo a temperatura ambiente
  • 75 gr. de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 500 gr. de harina de fuerza 

Para el glaseado:

  • 125 gr. de azúcar glass o impalpable
  • 3 cucharadas de agua
  • media cucharada de mantequilla
Elaboración
Empezaremos templando la leche sin que llegue a hervir. La mezclaremos con el agua, la levadura seca y una cucharadita de azúcar y dejamos reposar 15 minutos.

Una vez pasados los 15 minutos, añadimos en un bol o en el robot de cocina el huevo,la mantequilla derretida,la pizca de sal,dos cucharadas de azúcar,la esencia de vainilla y la harina.

Mezclaremos muy bien. Si no tenemos robot de cocina o varillas, no hay problema, la trabajaremos con las manos y aunque al principio nos cueste un poco más, el resultado es el mismo. Nos debe de quedar una masa elástica y que no se nos pegue mucho en las manos.

La dejaremos reposar una hora y media cubierta con papel film o trapo de cocina. Pasado este tiempo amasamos la masa unos minutos para desgasificarla. La estiraremos con un rodillo en una superficie limpia espolvoreada con harina. Con un cortador redondo o un vaso haremos la forma de los donuts y con un tapón su agujero.

Los iremos colocando sobre papel de hornear y dejaremos reposar 30 minutos más. Pasados los 30 minutos calentamos el aceite a temperatura media y los iremos friendo sin que se doren mucho. Una vez fritos los colocamos sobre un papel absorbente.

Para preparar el glaseado mezclamos los ingredientes hasta tener la consistencia deseada. Vamos siempre añadiendo de gota en gota si lo queremos más líquido y si nos pasamos, añadiremos más azúcar glass. Los pintaremos con una brocha de silicona o los sumergimos en el glaseado.

Los dejaremos templar y ya podremos disfrutar de este irresistible dulce que enloquece a grandes y pequeños. ¡Espero que los disfruten mucho en familia! Animaros a prepararla ya que os asombrará lo deliciosos que os quedarán.