Baghrir - Los famosos crepes de los mil agujeros (sin huevo ni mantequilla)

Una receta muy fácil, rápida y económica que seguro que hará las delicias en el desayuno o la merienda de toda la familia, estas crepes, además de estar deliciosos, tienen ese aspecto característico con muchos agujeros que le aportan una textura tierna y esponjosa. Esto hace que la mermelada, la miel, crema de cacao, nata montada, chantilly o cualquier cosa que le pongamos se filtre entre ellos y las haga aún más irresistibles. No dejes de probarlas, te van a encantar.
Ingredientes
  • 325 gr. sémola fina de trigo 
  • 100 gr. harina de trigo común o de todo uso (harina 0000) 
  • 10 gr. levadura fresca de panadería o 3 gr. (1 cucharadita) levadura seca de panadería 
  • 50 gr. (3 cucharadas) azúcar 
  • 15 gr. (1 cucharada) levadura en polvo o polvo de hornear 
  • 1 pizca generosa de sal 
  • 8 gr. (1 cucharadita) azúcar vainillado o (1/2 cucharadita) de esencia o extracto de vainilla 
  • 700 ml. (3 tazas) agua templada
Elaboración
1.- Desmenuzamos la levadura fresca (o seca de pan si es la que vamos a usar) en un recipiente amplio y le añadimos unas 3 cucharadas del agua de la receta que debe de estar templada (a 35 grados centígrados aproximadamente).

Mezclamos bien la levadura con el agua hasta que quede disuelta y seguido la reservamos durante unos minutos.

2.- En un recipiente amplio ponemos un colador y añadimos la sémola fina de trigo, la harina de trigo y la levadura en polvo o polvo de hornear y tamizamos, seguido añadimos el azúcar y el azúcar vainillado y la pizca de sal, mezclamos bien todos los ingredientes y después añadimos el agua templada.

3.- Removemos bien con unas varillas de mano y seguido añadimos la levadura fresa que diluimos en el agua templada, mezclamos un poco más y después batimos con una túrmix o en batidora de vaso durante unos 3 a 4 minutos o hasta que la mezcla sea muy suave y fina.

Una vez que esta la masa lista la tapamos con papel film o un plato y dejamos reposar durante unos 30 minutos a temperatura ambiente.

4.- Pasado el tiempo de reposo ponemos una sartén antiadherente al fuego a temperatura media (sin ponerle aceite ni mantequilla) mientras se calienta la sartén removemos suavemente la masa.

Cuando ya esté caliente la sartén añadimos una cazada de masa y movemos la sartén en vaivén para que la masa se reparta uniformemente por el fondo de la sartén.

5.- Esperamos a que la masa se cueza y estén listas, lo sabremos porque se irán formando los agujeros y no queda masa cruda por encima, no hay que dar la vuelta a las crepes, solo se hacen por una cara.

Seguido las retiramos de la sartén con la ayuda de una espátula y las ponemos en un plato y del mismo modo las hacemos todas.

6.- Una vez listas todas las crepes las servimos con mermelada, miel, sirope, nata montada, chantilly, fruta fresca o con lo que más nos guste y listas para disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!

Ir a la receta original: