Flan de vainilla sin huevo y sin horno

Este postre resulta delicioso por su textura cremosa y suave junto a su sabor a vainilla con el toque de caramelo. Es un flan que nos recuerda a los flanes de vainilla de siempre, los que tomábamos cuando los compraban nuestras madres y que al menos a mí y a mis hermanos nos hacían tan felices. Es una opción deliciosa para hacerla en cualquier momento con ingredientes comunes y por poco dinero. ¡Un postre con las 3 B: Bueno, Bonito y Barato!
Ingredientes

Ingredientes del caramelo:

  • 70 gr. (1/3 taza) azúcar 
  • 2 cucharadas de agua 
  • 1 cucharada de zumo de Limón

Ingredientes del flan:

  • 1 litro (4 1/4 tazas) de leche 
  • 120 gr. (1/2 taza) de azúcar 
  • 30 gr. (3 cucharadas) de Maizena o almidón de maíz 
  • 1 palito de canela 
  • 1 cucharada de vainilla en gel o esencia (extracto de vainilla) 
  • 8 hojas de gelatina o 14 gr. de gelatina o grenetina en polvo 

Molde de 23 cm x 12 cm x 6 de alto (1,2 litros o 1200 ml.)

Elaboración
Preparación del caramelo:.
En una sartén o un cazo ponemos el azúcar, añadimos 2 cucharadas de agua y 1 cucharada de zumo de limón. Agitamos un poco la sartén para que se humedezca todo el azúcar y a fuego medio alto esperamos a que se forme un caramelo rubio.

Enseguida volcamos el caramelo en el recipiente que vayamos a usar, movemos el molde para que el caramelo impregne bien el fondo y un poco de los laterales, y dejamos enfriar.

Preparación del flan:.
En un recipiente amplio ponemos las hojas de gelatina y cubrimos con abundante agua fría. Dejamos hidratar durante 7 a 10 minutos. En una olla vertemos la leche, añadimos la maizena y mezclamos hasta que no queden grumos.

Opcionalmente para dar color al flan podemos añadir colorante amarillo y naranja de uso alimentario. Añadimos a poco a poco hasta que tengamos el color que queramos.

Añadimos el palo de canela y ponemos la olla a fuego medio alto sin parar de remover. Esperamos a que hierba y esté un poquito espesa. En ese momento añadimos el azúcar y la esencia de vainilla, mezclamos bien y cocinamos un minuto más.

Retiramos la olla del fuego y seguidamente añadimos las hojas de gelatina bien escurridas. Mezclamos bien y vertemos el flan en el molde caramelizado pasando la mezcla por un colador. Dejamos enfriar y después lo pasamos a la nevera tapado mínimo 8 horas o mejor de un día para el otro.

Una vez listo el flan lo desmoldamos colocando una bandeja encima y volteamos rápidamente. Servimos con una guinda o un poco de nata montada y listo para disfrutar.

¡Probarlo, os va a encantar!