Galletas de almendra a la naranja (Amaretti All'arancia)

Son unas galletas típicas de Italia que se asemejan mucho al mazapán. Son muy fáciles y rápidas de hacer, y ¡sin gluten! Son tan ricas que te aseguro que las harás más de una vez. Quedan unas galletas o dulces tiernos por dentro y ligeramente crujientes por fuera gracias a la capa de azúcar glas. Además, con el sabor que le aporta la piel rallada de naranja junto a la almendra hace una combinación de sabor irresistible. Y más con el toque de mermelada que le da un plus de sabor y de jugosidad extra en el interior que sin duda le queda genial y las hace absolutamente deliciosas. ¡No dejes de probarlas, te las recomiendo!
Ingredientes
  • 250 gr. (2+1/4 tazas) almendra cruda molida 
  • 2 claras de huevo de tamaño mediano (70 gr. aproximadamente) 
  • la piel rallada de una naranja 
  • 2-3 cucharadas de zumo de naranja recién exprimida 
  • 120 gr. (1/2 taza) azúcar 
  • 3-4 cucharadas de mermelada de naranja dulce (comprada o casera) 
  • 50 gr. azúcar glas o azúcar impalpable para rebozar las galletas (tengo más por si hace falta)
Elaboración
1.- Ponemos el azúcar en un recipiente amplio, lavamos muy bien la piel de una naranja grande y la secamos, seguidamente la rallamos por la parte de agujeros pequeños del rallador directamente sobre el azúcar, mezclamos bien para que se integren los dos ingredientes.

2.- Partimos la naranja por la mitad y la exprimimos, reservamos el jugo para más adelante, añadimos a la mezcla de azúcar la almendra molida y mezclamos bien para que se integren, seguido batimos ligeramente las claras de huevo.

Hecho esto añadimos la mitad de las claras a la mezcla de almendra y también añadimos 2 cucharadas de jugo de naranja.

3.- Mezclamos hasta que se integren y añadimos poco a poco el resto de clara de huevo y mezclamos hasta que quede una masa espesa pero no seca, según la humedad que tengan la almendra puede que necesite más o menos cantidad líquido.

Si vemos que queda una masa muy seca después de añadir toda la clara de huevo se puede añadir un poco más de jugo de naranja, hasta que tenga consistencia de mazapán y que no se pegue a las manos.

4.- Preparamos una bandeja con papel de hornear y también ponemos azúcar glas en un recipiente amplio, seguido formamos bolas con la masa de tamaño más o menos de una nuez, las rebozamos bien con el azúcar glas y las colocamos en la bandeja de horno.

Una vez todas las bolas en la bandeja presionamos en el centro de cada una con un dedo para formar una cavidad profunda.

5.- Seguidamente llenamos la cavidad con mermelada utilizando 2 cucharitas pequeñas, una vez listas las llevamos a hornear con el horno precalentado a 190ºC (375ºF) con calor arriba y abajo. Horneamos de 15 a 20 minutos aunque deben de quedar blanquitas por fuera ya que si se hornean demasiado no quedan tan jugosas.

Una vez listas las retiramos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

6.- Una vez frías las emplatamos y listas para disfrutar, conservadas en un tupper a temperatura ambiente aguantan más de 7 días perfectamente, aunque dudo que no os las terminéis enseguida porque están deliciosas.

¡Probadlas, os van a encantar!

Ir a la receta original: