Galletas de canela sin mantequilla, fáciles y deliciosas

GALLETAS DE CANELA SIN MANTEQUILLA, FÁCILES Y DELICIOSAS. Esta receta además de ser muy fácil, es muy rápida de hacer y sin necesidad de usar mantequilla, quedan con una textura que se deshacen en la boca a cada bocado y con ese sabor tan rico que le da la canela, para la merienda o el desayuno son ideales o para cualquier momento que te apetezcan.
Ingredientes
  • 300 gr (2+1/3 tazas) de harina de trigo común o harina de trigo todo uso 
  • 120 gr (1/2 taza) de azúcar 
  • 100 ml (1/2 taza) de aceite de girasol o semillas (aceite de sabor neutro) 
  • 1 huevo de tamaño grande (El que tengo pesa con cascara incluida 70 gr Aprox.) 
  • 5 gr (1/2 cucharada) de levadura química o polvo de hornear 
  • 5 gr (1/2 cucharada) de canela molida 
  • Azúcar para rebozar las galletas (La cantidad que necesitemos) 
Elaboración

1. En un recipiente amplio ponemos el huevo, el azúcar y el aceite, con una espátula mezclaremos hasta integrar los ingredientes durante unos 3 minutos o hasta que veamos que el azúcar está prácticamente disuelto.

2. Seguido ponemos la harina en un colador o tamiz, añadimos a la harina levadura química o polvo de hornear y la canela molida, tamizamos en un par de veces directamente sobre la mezcla de huevo, la incorporamos con la espátula y seguido añadimos el resto de harina y la integramos amasando un par de minutos con la mano.

3. Una vez integrada toda la harina comprobamos que la masa esta perfecta cogiendo una porción y dándole forma con la mano, queda una masa blanda y ligeramente pegajosa pero manejable, sin necesidad de dar reposo a la masa formamos las galletas.

4. Cogemos porciones de masa de tamaño un poco más grande de una nuez y le damos forma de bola con las manos, las dejamos sobre una bandeja, una vez todas las galletas formadas con una cuchara damos la forma presionando con el filo de la cuchara desde el centro de la bola hacia el extremo.

5. Una vez que la galleta ya tiene la forma que nos gusta la pasamos por el azúcar rebozándola bien por todas partes, seguido las colocamos sobre una bandeja de horno con papel de hornear en la base y un poco separadas entre sí.

6. Horneamos con el horno precalentado a 190ºC (375ºF) con calor arriba y debajo de 15-18 minutos, es mejor que no se horneen demasiado para que no queden duras, dependiendo de la ponencia de tu horno y el grosor con que las hayas hecho puede que con 13 minutos tengan suficiente para que estén bien cocidas.

7. Una vez horneadas retiramos la bandeja del horno y las dejamos sobre una rejilla, rápidamente las espolvoreamos por encima con canela molida y después las dejamos enfriar antes de servir y listas para disfrutar.

¡Probadlo os va a encantar!

Ir a la receta original: