Galletas de glasa

Galletas de glasa
Unas galletas con las que sorprender a nuestros amigos y familiares en una fecha especial
Ingredientes

PREPARACIÓN:

Primero hacemos las galletas, ya que las
tenemos que dejar enfriar varias horas.

Tamizamos harina y maizena,
reservamos. 

Con la batidora de varillas, batimos la mantequilla
que tenemos a punto pomada con el azúcar hasta formar una pasta cremosa,
añadimos el aroma que hayamos elegido y las claras de huevo, 

Vamos echando poco a poco el harina,
llegara un momento en que no podamos seguir con las varillas, en ese punto no
queda otra que mezclar con las manos. 

Continuamos echando harina hasta formar
una masa homogénea que no se pegue a las manos (puede ser que necesitemos un
poco de harina o que no tengamos que echar toda, depende del tipo de harina que
usemos, el tamaño de los huevos...

Envolvemos con papel film y dejamos en la
nevera mínimo una  hora. 

Pasado ese tiempo encendemos el horno a
180º, ponemos la masa entre dos papeles de hornear y estiramos del grosor de
medio centímetro (más o menos)

Cortamos con unos cortadores. Las letras
Marta las hizo en papel, las recortó y las usaron a modo de plantilla encima de
la masa, recortándolas con un cuchillo de punta muy afilada. 

Ponemos en una bandeja con papel de horno
y las introducimos en el horno entre 15/18 minutos (tiene que quedar un poco
doradas). Cuando las tengamos todas, dejamos enfriar antes de decorar mínimo
cuatro horas. 

PARA HACER LA GLASA:

Con las varillas batimos las claras de huevo hasta que empiecen a
estar espumosas (no tiene que montar), vamos añadiendo el azúcar a cucharadas
hasta que quede como una pasta de dientes, no hemos usado los 200 gramos.

Separamos en varios recipientes según los colores que vayamos a
usar , echamos un pizco de colorante hasta tener el color deseado y mezclamos
bien hasta integrar del todo. Metemos en varias mangas con boquillas finas (o
cortamos la manga muy pequeña)

Para la glasa de relleno, pulverizamos con un poco de agua hasta
que queda una textura un poco más ligera.

Para decorar, primero formamos los bordes, dejamos secar unos
minutos y rellenamos con la glasa

de relleno, adornamos como más nos guste.