Galletas de mermelada

Galletas de mermelada
Ricas galletas de mermelada para toda la familia
Ingredientes

Ingredientes:


- 250 gr de mantequilla (a temperatura ambiente) - 1 huevo - Una pizca de sal - 600 gr de harina de trigo - 250 gr de azúcar normal - Una cucharadita de esencia de vainilla - Mermelada de fresa



Utensilios:




- Dos cortadores de galletas redondos (uno más grande que el otro), el
mas grande puede tener alguna forma como por ejemplo las que yo he hecho
de flores.


Elaboración:



Primero colocamos la mantequilla
en el bol de la amasadora, o de la batidora, y batimos hasta dejarla
suave. A continuación añadimos el azúcar, y mezclamos hasta integrar los
dos ingredientes completamente.


Después añadimos el huevo y
volvemos a batir unos minutos, pasado este tiempo añadimos una pizca de
sal y la cucharadita de esencia de vainilla, y batimos hasta integrarlo
todo. A continuación añadimos la harina tamizada y volvemos a
batir, llegara un momento que la mezcla pesara mucho para la amasadora o
batidora, así que sera el momento de meter las manos en la masa y
amasarla manualmente.


La masa de nuestras galletas estará lista cuando no se nos pegue en las manos y sea un poco elástica. Hacemos una bola con la masa y la cubrimos con papel film y la reservamos mínimo 1/2 hora en el frigorífico.


Pasada la media hora cortamos la bola en 4 partes, y hacemos una bolita
con cada parte. Con un rodillo estiramos la masa del grosor que deseéis y
con un cortador de flor cortamos varias galletas. A la mitad de esas
galletas le cortamos el centro con un cortador redondo.


Con el horno previamente calentado a 170º, horneamos 10-12 minutos (todo
dependerá de vuestro horno) estarán hechas cuando empiecen a estar
doradas por los bordes.
Las dejamos enfriar unos minutos en la
bandeja de horno antes de pasarlas a nuestra rejilla enfriadora donde
dejaremos que se enfríen completamente.


Mientras, ponemos la
mermelada en un bol pequeño y con la ayuda de una cucharilla la movemos
hasta que quede mas suelta y sea mas fácil de untar.
Cogemos la
galleta que no esta cortada por el dentro y ponemos un poquito de
mermelada y la extendemos por toda la galleta. A continuación ponemos la
galleta cortada por el centro encima, y con la ayuda de dos cucharillas
rellenamos el centro.
Dejamos pasar unas horas antes de servirlas (para que la mermelada haga de pegamento y no se separen al cogerlas)


Sugerencia: se pueden servir con un poquito de azúcar glas por encima.