Helado casero sano y refrescante

Helado casero sano y refrescante
¡Hola! Soy la Abuela Healhy y os presento mi blog www.laabuelahealthy.wordpress.com, donde encontraréis las recetas de siempre sanas como nunca.
Ingredientes

Con este calor no hay nada mejor
para refrescarse que un helado. Pese a su mala fama, el helado es un alimento
muy completo y todavía más si lo haces en casa con esta receta. Yo la llevo
haciendo durante muchos años y siempre he tenido la casa llena de gente durante
las tardes de verano, esperando el helado de la abuela:

Necesitas:



  • Plátanos maduros
  • Frutas al gusto
  • Leche de coco
  • Zumo de limón







En marcha:





Primero preparamos la base:



Para ello, utiliza plátanos
maduros. Congélalo en rodajas pequeñas.



Utilizamos plátano porque es
una fruta dulce pero de sabor bastante plano y es un buen sustituto de la crema
de vainilla que se utiliza en los helados tradicionales como base por su sabor
y por su textura.





Elige las frutas para dar el
sabor a tu helado o sorbete:



Congela tus frutas elegidas:
debes cortar las frutas en pedacitos pequeños y colocarlas en el congelador.
 





Tritura la mezcla:



Ahora, bate tu base de helado
junto con las frutas congeladas hasta que quede una textura cremosa pero sin
pasarte, porque sino quedará batido. Puedes utilizar una procesadora de
alimentos, una batidora o una máquina tipo Termomix.





Dale un toque de cremosidad o
de ligereza



Llegado este punto, puedes dar
a tu helado una textura más cremosa o más ligera dependiendo del líquido que le
añadas:





Si lo que quieres es un helado
cremoso
, añade leche de coco pura para obtener una textura
más cremosa, parecida al helado tradicional.  Una opción más ligera es
añadir otro tipo de leche vegetal. Cuanto más ligero sea el ingrediente, menos
cremosidad tendrá el helado.





Para obtener una textura más
de sorbete, añade zumo de limón o de manzana,  o
una infusión, de sabor acorde a tu receta elegida.



Normalmente la proporción es de
400 g de fruta congelada por 100g. de líquido frío.





Finalmente, dale toque final
con el topping



Una vez tengas la textura
deseada, ya puedes añadir el topping. Te recomendamos añadir superalimentos,
como pueden ser los arándanos, ricos en antioxidantes y vitamina C o puntas de
chocolate puro, rico en magnesio.



Saber más: 



Añade superalimentos a tu
dieta, aquellos alimentos que cuentan con unas capacidades nutricionales
superiores, como vitaminas, fibras o antioxidantes.





Y recuerda: en verano hidrátate. Bebe agua aunque no tengas sed.







Fuente: Esta receta llevo tiempo preparándola, pero la
encontré en http://localbiomarket.es., el primer marketplace especializado en productos ecológicos,
que te ayuda llevar un estilo de vida saludable y sostenible.