Helado de limón casero

Prepara de una forma sencilla un autentico helado de limón artesanal.
Ingredientes

INGREDIENTES

                                         3 limones

                                         100 ml de nata

                                         300 ml de suero de leche

                                         200 ml de nata agria

                                         200 gr de azúcar

PREPARACIÓN

Lo primero que haremos es hacer nata montada (os dejo el enlace de cómo se hace).  A continuación haremos el suero de leche.

PREPARACIÓN DEL SUERO DE LECHE

En un cazo ponemos la leche  entera y exprimimos un limón en la leche.  Así de esta forma rompemos las moléculas de la leche. Así haremos una separación entre el suero y la crema de la leche. Lo mezclaremos despacio durante unos seg. y lo dejaremos reposar entre 5-10 min. Una vez ya hemos obtenido el suero lo colamos y lo  dejaremos en la nevera  para  utilizarlo después  en el helado. Veremos que habremos sacado un requesón al colarlo y esto también lo podemos consumir como postre o como desayuno.

PREPARACIÓN DE LA RECETA

Una vez obtenido el suero de leche, le añadiremos el zumo de los 3 limones y lo mezclamos todo bien. A continuación añadimos en ese mismo bol la  nata agria o crema agria (os dejo el enlace de cómo se hace la nata agria). En este bol añadiremos también el azúcar  lo mezclamos todo bien. Ahora sólo nos faltaría mezclar la nata montada con los demás ingredientes. Ya tenemos la base de nuestro helado.

PREPARACIÓN CON HELADERA

Una vez la mezcla esta fría la incorporamos en la heladera y dejamos que se haga el helado cremoso. Opcionalmente he rallado piel de limón y la he incorporado en la mezcla.  Una vez el helado esta cremoso guardamos en el congelador y lo dejamos madurar un par de horas antes de servir.

PREPARACIÓN SIN HELADERA

Si no tenemos heladera también podemos disfrutar de un buen helado. Sólo lo que debemos hacer es poner en un tuper  la mezcla que hemos hecho antes y el proceso de heladera lo haremos a mano.  Pondremos el tuper en el congelador y cada hora iremos moviendo con un tenedor para que no se nos cristalice el helado, así durante unas 4- 6 horas. Transcurrido el tiempo veremos que se ha hecho el helado cremoso, ahora sólo es dejarlo reposar en el congelador un par de horas antes el momento de consumir.