Huesitos caseros

Huesitos caseros
Son tan fáciles de prepara y con tan solo 4 ingredientes, que es imposible resistirse a no hacerlos.
Ingredientes

Ingredientes:


- Un paquete de galletas para helados (yo compre el formato Maxi que da el tamaño perfecto de los Huesitos)

- Un bote de Nutella (podéis utilizar otro de marca blanca, aunque con la Nutella el sabor es idéntico)

- 200 mg. de chocolate con leche

- Una cuchara de aceite de girasol (o de oliva suave)

Elaboración: 

Para empezar metemos un poquito la Nutella en le microondas para que se
ablande un poco, aunque si los hacéis en esta época del año es posible
que no haga falta.

Extendemos una capa de Nutella en una de las galletas para helados.



A continuación, colocamos otra encima, apretando un poquito para que
salga el excedente de Nutella que hayamos puesto. Y extendemos otra capa
por encima.




 Repetimos esta operación con otra dos galletas, hasta forma 4 capas.




 Las apretamos un poquito para quitar el exceso de Nutella.

Refrigeramos uno 30-45 minutos para que endurezca un poco y no se nos desmonte al cortarlas.

Pasado este tiempo, las cortamos en 3 partes iguales, por la parte más
larga, y las vamos colocando en una rejilla (yo conté 8 cuadraditos para
cortarlas)

Una vez todas cortadas, partimos el chocolate en trocitos, echamos la
cucharada de aceite y lo calentamos en el microondas hasta que esté
derretido (si falta algún trocito por derretir con el calor del resto se
derretirá moviéndolo)

Con la ayuda de una cuchara extendemos una capa sobre nuestros huesitos,
y si enfriar, les damos la vuelta (esta será la parte de abajo, por eso
no es importante esperar a que se enfríe)

A continuación vertemos chocolate por encima, cubriéndolo por completo (ayudandonos con la cuchara).






Como podréis ver en la foto, es importante poner un plato debajo si no
queréis tener chocolate por todos lados! aun así, algunas gotas habrá.

Una vez todos cubiertos, damos unos golpecitos en la rejilla para que
caiga el exceso, y con mucho cuidado (con la ayuda de una espátula) los
pasamos a un plato con un papel de horno y los refrigeramos hasta que el
chocolate esté duro.

Y listos!!! en invierno, para comerlos, con sacarlos del frigorífico 5
minutos antes valdría, pero en esta época se pueden servir directamente
sin esperar.