Leche frita

Ingredientes
Para la crema:

5 yemas de huevo
5 cucharadas de maizena
200 gr de azúcar
1 litro de leche
Canela, rama de vainilla o cáscara de naranja o limón

Para el rebozado:

Aceite de oliva
2 huevos
Azúcar
Canela en polvo

Elaboración
En primer lugar, ponemos la leche a calentar, junto con la rama de canela, o vainilla o corteza de limón. A gusto del consumidor.

Ponemos la leche con canela, a calentar 5 minutos a fuego suave.

Apartaremos un poco de leche fría para disolver la maizena.

En un bol aparte batimos las yemas con el azúcar.

A continuación incorporamos la maizena disuelta en un poco de leche y removemos bien.

Una vez bien disuelto los huevos con el azúcar y la canela lo incorporamos a la olla de la leche caliente y no paramos de mover, hasta que empiece a hervir.

Una vez empiece a hervir, lo dejamos cocer un minutos.

La crema ya se habrá espesado.

Cogemos una bandeja, ponemos film transparente en la parte de abajo.

Añadimos la crema y extendemos bien.

Volvemos a tapar la crema con film sin dejar que entre aire, para que no se forme costra.

Dejaremos enfriar la crema a temperatura ambiente.

Una vez fría la dejaremos en la nevera 2 horas hasta que endurezca.
Para el rebozado:

Una vez la crema está solida, la desmoldamos. La cortamos en cuadraditos. La pasamos por huevo batido.

Ponemos abundante aceite en una sartén a calentar. Freímos los trozos de crema rebozados.

Una vez dorados, los apartamos en una bandeja con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

A continuación, los rebozaremos con una mezcla de azúcar y canela molida.

Listos para consumir.

Se pueden acompañar con natillas, crema de chocolate, o con lo que más desees.