Leche frita

Normalmente la leche se aromatiza con una rama de canela y piel de limón, pero puedes darle otros sabores diferentes sustituyendo la piel de limón por una de naranja o empleando solamente una vaina de vainilla.
Ingredientes
500 ml. de leche

125 gr. de azúcar

60 gr. de harina de maíz refinada

Piel de limón

1 rama de canela

1 huevo

Harina de maíz refinada para el rebozado

Azúcar

Canela en polvo
Elaboración
Diluir la harina de maíz refinada con la mitad de la leche.
Infusionar la otra mitad de la leche con la piel de limón y la rama de canela.
Retirar la piel de limón y la rama de canela.
Añadir el azúcar y la harina de maíz refinada diluida en leche.
Cocer a fuego suave sin dejar de remover hasta que empiece a espesar.
Pintar con aceite una bandeja rectangular y verter la mezcla espesada dentro, repartir bien la mezcla por la bandeja y cubrir con papel film, tocando el papel film la masa para que no se haga costra y enfriar en la nevera como mínimo 6 horas.
Desmoldar la masa solidificada de la bandeja y cortar en cuadrados.
Pasar las porciones de leche primero por la harina de maíz refinada y después por el huevo batido.
Freír las porciones de leche en abundante aceite hasta que se empiecen a dorar.
Mezclar azúcar con canela en polvo al gusto y rebozar las porciones de leche frita estando aún calientes en la mezcla de azúcar y canela en polvo.