Lionesas de nata montada o chantilly (Pastelillos de pasta Choux)

Lionesas de nata montada o chantilly (Pastelillos de pasta Choux). Cuando tengo algún evento o que acudir a alguna reunión de amigos o familia, siempre escojo preparar estos deliciosos pastelillos que hacen las delicias de grandes y pequeños, muy fáciles de hacer, no dejéis de probarlos!!
Ingredientes
3 o 4 Huevos (Los que la masa admita)
250 ml Agua
150 g Harina de trigo para todo uso o harina 0000
100 g Mantequilla sin sal
5 g Azúcar
2 g Sal
500 ml Nata para montar o crema de leche para batir (Con un índice de materia grasa del 35% o superior)
50 g Azúcar glas o azúcar impalpable
Un puñadito de azúcar glas para espolvorear las lionesas al final
Mangas pasteleras
Papel de hornear o encerado
Bandeja para horno
Elaboración
Ponemos el agua, el azúcar, la sal y la mantequilla en un cazo y a fuego bajo, esperamos hasta que comience a hervir, en ese momento añadimos de golpe la harina y removemos muy bien con una cuchara de madera, apagamos el fuego y removemos hasta que se forme una bola y que se separe de las paredes, volvemos a encender el fuego a temperatura baja y seguimos removiendo sin papar la masa durante un minuto para que se seque un poquito y se vea el cazo completamente limpio de masa, retiramos del fuego y esperamos unos minutos a que le baje la temperatura a la masa, añadimos 3 huevos de uno en uno, batimos ligeramente cada huevo y se lo añadimos a la masa removemos hasta que se quede ligado, después le añadimos el cuarto huevo poco a poco y removiendo bien hasta que tengamos la textura de masa que necesitamos ni muy dura ni muy blanda lo que se llama pico de pato (ver el video para entender mejor la explicación) ponemos la masa en un manga pastelera con boquilla de estriada y sobre papel de hornear que tendremos colocado sobre una bandeja plana de horno, iremos formando rosetones de masa separados entre sí y del tamaño que queramos.
Con el horno precalentado a 220 ºC (430 ºF) con calor arriba y abajo y sin aire, horneamos a esa temperatura 10 minutos, pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 180ºC (360ºF) y dejamos horneándose de 10 a 15 minutos más, (hasta que veamos que están doraditas) una vez horneadas las dejamos enfriar por completo y si no las utilizamos todas a la vez se pueden congelar perfectamente.
Batimos la nata bien fría con varillas eléctricas añadiendo el azúcar glas al poco de comenzar a batir, vamos a dejar una crema firme pero sin pasarnos de batir porque se puede cortar, cuando forme picos firmes paramos de batir y colocamos la nata montada en una manga pastelera con boquilla estriada.
Cortamos las lionesas con un cuchillo de sierra sin llegar a cortar del todo y rellenamos con la nata montada o cantilly, cuando las tengamos todas hechas las rociamos bien con azúcar glas y listas para disfrutarlas, las conservamos en la nevera hasta que las vayamos a consumir. ¡¡Probadlas os van a encantar!!