Mahalabia

Si has hecho alguna vez leche frita verás que los pasos son muy similares, pero la mahalabia no se fríe, si no que se pone en los recipientes donde se va a servir y se deja enfriar para que se solidifique, por lo que es mucho menos calórica.
Ingredientes
  • 800 ml. de leche 
  •  80 gr. de azúcar 
  •  80 gr. de harina de maíz refinada 
  •  25 ml. de agua de azahar 
  •  Pistachos molidos
Elaboración
Calentar en un cazo 600 ml. de leche con el azúcar, removiendo hasta que el azúcar se disuelva.
Diluir la harina de maíz refinada en los 200 ml. de leche restantes.
Añadir la leche con la harina de maíz diluida al cazo y cocer a fuego lento hasta que comience a espesar.
Retirar el cazo del fuego, añadir el agua de azahar y remover bien hasta que se integre por completo.
Esperar unos minutos para que la mezcla se atempere un poco y verter sobre los recipientes donde se vaya a comer.
Tapar los recipientes con papel film, tocando el papel la mezcla para que no se ha costra, y enfriar en la nevera hasta que se solidifique por competo.
Cuando se vaya a servir, retirar el papel film y espolvorear con pistachos molidos al gusto.